viernes, septiembre 10, 2004

[2] Osho - Veloz como una carrera hípica

Atento entre los despreocupados, despierto mientras otros duermen, veloz como una carera hípica, deja a su competidores atrás

El sueño tiene que ser roto; y cuando el sueño se rompe, no hay nadie despierto; solo hay allí despertar. No hay nadie iluminado, solo hay iluminación. Una persona iluminada no puede decir «Yo»; incluso si tiene que utilizar la palabra es solo algo verbal, hay que utilizarla por culpa de la sociedad. Es solo una regla del idioma. De otra manera él no tiene un sentido del «Yo».

El mundo de los objetos desaparece, y entonces, ¿qué sucede? Cuando el mundo de los objetos desaparece, tu apego a las cosas desaparece, tu obsesión por las cosas desaparece. No es que las cosas desaparezcan ellas mismas; por el contrario, las cosas por primera vez aparecen tal como son. Entonces no estás aferrándote, obsesionado; entonces no estás coloreando la realidad con tus propios deseos, con tus propias esperanzas y frustraciones.

Entonces el mundo no es una pantalla en donde proyectar tus deseos. Cuando dejas caer sus deseos, el mundo sigue allí, pero es un mundo totalmente nuevo. ¡Es tan fresco, está tan lleno de color, es tan bello! Pero una mente apegada a los objetos no puede ver porque sus ojos están cegados por el apego.Cuando la mente desaparece, cuando los pensamientos desaparecen, surge un mundo totalmente nuevo. No es que te conviertas en un despreocupado; al contrario, te vuelves más atento.

Buda utiliza el término «correcta atención». Hace cosas, te mueves, trabajas, comes, duermes pero siempre estás atento. La mente ya no está ahí, pero si la atención. ¿Qué es la atención? Es conciencia. Es conciencia perfecta.

No hay comentarios: