viernes, noviembre 12, 2004

Eterna Amistad

En los momentos buenos y en los malos siempre estarás ahí, sin pedir nada a cambio.

Un mundo de expresión es su mirada.
Y un lenguaje, su cola en movimiento.
Su lamido es un beso al sentimiento.
Y con él, la familia es prolongada

Al escuchar del amo una llamada,
es el eco, su ser, en cumplimiento.
Y al despertar un hueso su contento,
su inefable humildad se ve pintada.

Compañero de amor en la tristeza.
Resignado guardián en el encierro.
Y lealtad, de la cola a la cabeza.

En consecuencia, se comete un yerro
(hiriendo al animal en su nobleza)
cuando al villano se lo llama perro
Gracias Zeus por estar ahí , por haberme llenado el corazón de momentos inolvidables. Sin esperar nada a cambio siempre me ofreces tu corazón, tu amistad. Siempre juguetón, dentro del perro adulto se esconde un niño sin maldad, cariñoso y agradecido.

No hay comentarios: