martes, diciembre 07, 2004

Sageretia Theezans

Un bonsai es un objeto religioso, su contemplación es un ejercicio de meditación.

Para los orientales un bonsai es un camino, vía o senda, mediante el cuál, a través de su contemplación y meditación se llega a la relajación, descanso y equilibrio mental para alcanzar al SER SUPREMO y el origen de uno mismo. De acuerdo a las creencias de esta filosofía, sus disciplinas y técnicas hacen que el hombre retorne a la verdadera dimensión del ser humano.

Trabajando y amando el bonsai nos iremos llenando, sin darnos cuenta, de unas virtudes casi perdidas como la paciencia, la humildad, la disciplina, la observación, la meditación, el estudio, el respeto a la naturaleza y el respeto a nosotros mismos y a los demás.

Todas estas virtudes se resumen en tres palabras japonesas, de muy difícil traducción, ya que más que palabras son ideas o formas del pensamiento y esto no es fácilmente traducible a nuestra cultura occidental, pero que los que amamos el bonsai acabamos sintiendo con el paso del tiempo. Estas palabras son: Wabi - Sabi - Shibui

Mi Sageretia-Theezans ya lleva 2 días conmigo y espero muchos más.

No hay comentarios: