martes, diciembre 28, 2004

Verdaderos Problemas

Penoso y bochornoso espectáculo por el idioma; Cataluña, Valencia y País Vasco

Soy un hombre al que le cuesta mucho entender por qué no nos comprendemos. Entre familias, discusiones, peleas, gritos. Entre lo que llamamos amigos, igual; no nos entendemos. Se hablan muchas veces las mismas lenguas y parece que hablásemos diferentes idiomas. Quieren imponernos un idioma en el trabajo. ¿Harás el trabajo mejor? Dicen que el que viene al hospital tiene derecho a oír la lengua que quiere (viva la libertad). Se acaba porque a mí me obligan a hablar un idioma que desde niño oí, pero que no practico. ¿Será falta de entendimiento? Llega un accidentado al hospital. Desorientación total, gente que corre, uniformes de colores que van y vienen, no entiende, hay sangre en su cuerpo, dolor en su alma. Al final encuentra quien vaya en su auxilio. Aparece una auxiliar de enfermería que sin decir palabra, pero con una sonrisa en la cara, lo lava, limpia sus heridas y le da calor humano. ¿Qué idioma necesitaba? Un poco de humanidad, dulzura y calor. Una mirada, un apretón de manos.

Hay verdaderos problemas que necesitan urgente una solución.



Mis palabras se las lleva el viento. Mi corazón NO

No hay comentarios: