lunes, enero 10, 2005

Niños Rata

Sukhbaatar, de 17 años, y Ijilbaatar, de 16, llevan una década viviendo bajo tierra. Son los líderes de una banda de niños rata.



PREFIEREN que les llamen los «nómadas de las alcantarillas». Son los 4.000 niños que viven en las cloacas de la capital de Mongolia y que cada día salen a la superficie para mendigar o prostituirse. Abandonados por sus familias y cazados por la policía, viven y mueren bajo tierra. Allí también paren a sus hijos.

La tapa oxidada de la alcantarilla chirría al deslizarse y el diminuto Manhaisan se asoma por la rendija como un ratón, mira a ambos lados y sale a la superficie de un brinco. Su amigo Soso le sigue los pasos y, tras él, el resto de la pandilla. El hambre puede al frío, hay que ganar algo de dinero. Las chicas alquilando sus cuerpos infantiles por un par de dólares en las paradas de autobuses; ellos buscando algo de comer en los vertederos o, si tampoco esta noche hay suerte, entregándose también a alguno de los borrachos que vagan en los descampados. La vida no es fácil para nadie en las calles de la capital de Mongolia, pero lo es mucho menos para los pequeños que viven bajo ellas.

Los niños de las cloacas de Ulan Bator no figuran en ningún registro, no saben lo que es el colegio o la familia, no le importan a nadie, no son atendidos si enferman ni enterrados si mueren.Sólo existen en el mundo que ellos mismos han creado en el subsuelo, donde los mayores no pueden hacerles más daño y las tuberías del agua caliente ofrecen el calor para sobrevivir a las temperaturas de la capital más fría del mundo.

«No tenemos a nadie, pero cuidamos unos de los otros. Ésta es nuestra casa», dice el pequeño Manhaisan, de 13 años y escuálidos 125 centímetros de altura. Los padres de Manhaisan debieron alegrarse el día que nació su hijo su nombre traducido significa Belleza Eterna , pero poco después lo abandonaron porque no tenían qué darle de comer y sus llantos no dejaban de recordarles su absoluta miseria. Manhaisan, de ojos tristones, mofletes sonrojados y pelo alborotado, ha vivido los últimos ocho años en los desagües de la ciudad con la banda de pillos que, con el tiempo, se ha convertido en su familia.

El menor del grupo tiene 10 años y el mayor 17, pero otros más pequeños, de cinco o seis años, van y vienen, se unen un día a esta pandilla y al siguiente desertan a otra que les ofrezca más comida. Ellos, los pequeños, son la excepción en la ley del subsuelo. El alcantarillado está dividido por distritos numerados desde la época de la ocupación soviética y cada grupo defiende agresivamente su territorio, si es necesario, a muerte. «Cruzar al lado enemigo supone pelea, algunos amigos han muerto al ser cazados cuando iban en busca de algo de comida», cuenta Soso, el inseparable compañero de Belleza Eterna.

Mongolia, atrapada entre la Siberia rusa y el norte de China, ha vivido por segundo año consecutivo un invierno atroz, el peor en medio siglo. Temperaturas de hasta 50 grados bajo cero han provocado la muerte de más de dos millones de animales y han puesto a la mitad de los dos millones y medio de mongoles al borde de la hambruna. Miles de nómadas, acostumbrados a vivir del ganado de las estepas, se han desplazado a las ciudades en busca de trabajos y alimentos inexistentes, sus hijos han sido los últimos en incorporarse a los cerca de 4.000 niños de la calle de Mongolia.

El cobijo de Manhaisan y el resto de los muchachos tiene 50 metros cuadrados de espacio, apenas dos metros de altura y cuatro agujeros de salida: dos situados en medio de la carretera, uno en una acera y el otro en la de enfrente. Latas, desperdicios y basura flotan en el suelo, completamente inundado por el agua. Los niños evitan en lo posible contactar con el fondo saltando de un lado a otro como ardillas. Duermen, juegan y, en el caso de los mayores, tienen relaciones sexuales sobre las cañerías, con la escasa lumbre de alguna vela o fogata. Las adolescentes que se quedan embarazadas, sea el padre el novio de la pandilla o el cliente sin nombre, dan a luz en las cloacas y varios bebés han sido encontrados en los últimos meses viviendo con las bandas del subsuelo.

Las camas se organizan cada noche situando varios cartones entre dos tuberías y los desniveles de las paredes hacen de repisas para dejar algo de comida o colgar la ropa. Los muros son pintados con los nombres de los líderes del grupo para marcar el territorio.Aunque la primavera ha llegado a Mongolia, las temperaturas todavía rozan los 14 grados bajo cero algunas noches. Nada más entrar en las cloacas, sin embargo, el calor y la humedad pueden ser sofocantes, los cambios de temperatura han provocado ya la muerte de varios niños este año.

Soso tiene 15 años y cuenta que sus padres murieron de neumonía.Sus abuelos se hicieron cargo de él, pero también fallecieron al poco tiempo. «La pandilla me aceptó y me vine con ellos», recuerda con la cabeza gacha. «Mis padres me dijeron que iba a ser un luchador, quiero ser luchador profesional, como los de la televisión», dice repitiendo el sueño infantil de todo mongol, ser una estrella del deporte nacional.

Los ciudadanos de Ulan Bator se han acostumbrado a los niños de las cloacas y la mayoría muestran su desprecio hacia ellos llamándolos «sucios» o «ratas». Los parques, descampados, avenidas comerciales y aceras están llenas de agujeros por donde los niños salen y entran, una situación que avergüenza a éste orgulloso pueblo que llegó a formar el mayor imperio que jamás haya conocido el hombre. Los guerreros mongoles, a las órdenes de Genghis Khan primero y de sus descendientes después, lo conquistaron todo a su paso en los siglos XII y XIII, desde Rumanía a Corea y desde Siberia al Golfo Pérsico, antes de ver su reinado desvanecerse en guerras tribales y disputas civiles.

Mongolia terminó siendo ocupada primero por los chinos y finalmente por la Unión Soviética. La caída del régimen estalinista y la retirada de los rusos llevó al país de un sistema comunista a uno capitalista de la noche a la mañana a principios de los 90.El mongol medio, que con los soviéticos tenía garantizado un trabajo, un apartamento, la cesta de la compra y la pensión, se vio abocado a buscarse la vida.

La gente se quedó sin los empleos públicos, miles de personas fueron expulsadas de los apartamentos comunales del Estado y los subsidios llegados desde Moscú, que representaban una tercera parte de la economía nacional, desaparecieron. Los primeros niños comenzaron a ser abandonados o huyeron de familias rotas por la miseria, el alcohol y la violencia. El instinto de supervivencia los llevó al calor de los túneles subterráneos.

26 comentarios:

Nelkita dijo...

Si Peter Pan viniera a buscarme una noche azul,que me sorprenda a oscuras. Por favor, que no dé la luz.
No vaya a descubrir que suelo mentir cuando juro ser aún ese niño.
Quién le va a contar que la gran ciudad no dejó ninguno.
Ninguno, ni uno vivo.

Estrellas fugaces, mi más breve instante, respiran el humo,
escuchan el mudo rumor que nace en sus vientres.
Fueron arrojados al acantilado
de la cruel favela,
huyen de las hienas,
de escuadrones de la muerte.

Si Peter Pan viniera a buscarme una noche azul,que se extingan los soles, ¿dónde diablos te esconderás tú?
Mowgly coserá botas en Ceilán,
no escuchará rugir de noche a Bagheera.
Tom Sawyer reirá tras el humo del crack
si en esta redada logra salvar la vida.

Si Peter Pan viniera a buscarme una noche azul,que nos sorprenda a oscuras, por favor apaga la luz.

Si quieres evitar que en la tempestad le queme la fiebre de niños ancianos.
Quién le hará entender que al amanecer cierran con grilletes sus ojos cansados.

Niños que perdí, a los que mentí,
gritan a lo lejos, arañan el hielo de la luz de la mañana.
Niños con espinas, con cuencas vacías,que te lanzan piedras,
tiñen las sirenas de todas las ambulancias.

andrea dijo...

la verdad muy buena la descripcion...
no sabia que existian... vi en la tv que estaban por hacerles un reportaje pero nunca pude saber que eran...
la verdad me impresiono...
no creo que sea una verguenza...
les tendria que dar verguenza a los gobernantes de dejar de niños y adolescentes mueran bajo tierra por falta de su ayuda...

caceres dijo...

Soy una editora de Yahoo! Telemundo y nos ha interesado mucho el blog sobre los niños rata. De hecho, hemos abierto un debate al respeto en nuestra página en el que podeis participar

http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20080228105846AAuG1gV

marcos quezada dijo...

por favor si alguien puede hacer algo desde la poderosa internet yo cooperare vengo de un pais donde tenemos ninos viviendo en un basurero ese pais es nicaragua y el basurero es tristemente, celebre lo llammamos la chureca no entiendo casi nada de la internet pero poseo algo de tiempo y toda la voluntad del mundo para ayudar escribir poesia sobre nuestra infancia muerta es loable pero seria magnanimo hacer algo tan tangible que surta efecto en estos ninos y otros del mundo avisenme,me llamo marcos quezada mi correo es ibirinsar@yahoo.

p.d. el poema es lindo .

Luis dijo...

Hago un llamado a los medios de comunicación para que el mundo sepa esta situación a ver si por verguenza el gobierno de Mongolia hace algo por estos pobres niños.

Juli dijo...

Desconocia totalmente esta situación. Me apena mucho que niños y adolecentes esten pasando por eso, es verdaderamnete horrible.
Ojalá pudieramos hacer algo por ellos desde internet.
Si existe alguna forma de ayudarlos desde acá por favor infórmenos.

Muchas gracias.

La nota esta excelente.

Juli dijo...

Es verdad. Me llamó mucho la atención no haber escuchado antes sobre esto.
Los medios de comunicación deberian informar, ¿cómo es que no dicen nada?
Concuerdo mucho con Luis, es una verguenza para el gobierno de Mongolia y debería saberse.

bichitodeluz dijo...

Nelkita, Te felicito, tu poesía es excelente y expresiva.
Los gobernantes de este mundo somos todos nosotros, todos somos responsables de la realidad en que vivimos. Los que no cumplen con su deber, son culpables, sean políticos o sean empleados de limpieza. Unos tienen más responsabilidad que otros y sus actos impactan de manera más fuerte. El gobierno es la sociedad, la sociedad somos todos... está en nuestras manos, si! en la tuya y en la mía, cambiar la realidad. No nos quedemos contentos aportando un granito de arena cuando podemos aportar una montaña de arena. Hacemos menos de lo que podemos y podemos hacer mucho más de lo que creemos. Solo hay que preguntarse si queremos resignarnos a nosotros, resignar nuestro egoismo.
Hay miles de cosas que se pueden hacer, tal vez no con alguien que está tan lejos, como Mongolia, pero si con tu vecino, con la gente de tu barrio. Yo vivo en Argentina, y también hay cosas parecidas... no se pierden vidas, se pierden almas. Hay miles de cosas por hacer, tengo miles de ideas, si alguien quiere hacer algo pero no sabe que, hable con los demas. El que quiere puede escribirme a salvamejebus@hotmail.com, mi cabeza hierbe de ideas.

Anónimo dijo...

Creo que en todas partes del Mundo existen hechos atrozes como los comentados.... es que la balanza se ha inclinado tanto, que tendria que barajarse y darse de vuelta, los destinos de cada personas de este mundo... a ver si aquellos que tienen miles de millones de dolares, sacrificarían algo de ese poder monetario, para que de a poquito esos desniveles economicos de paises, gentes, empresas, etc, se vaya achicando y no agrandando, tla como parece...

Enrique Quesada dijo...

Wow es algo muy triste, pero lo malo es que es la realidad, talvez no es igual en todos los paises pero es parecida. Yo diria que en vez de gastar el dinero en cosas que nos dañan, como ser guerras y cosas asi deverian de invertirse en esos niños. Pero lo malo esque es solo un sueño, porque asi como vamos no llegamos a nada dañandonos unos con otros. Lo unico que nos queda es dejar nuestra fe en Dios, para que el resuelva las cosas que pasan en este mundo.
Muy buen reportaje y muy buena fotografia me gustaria que me pudiera dar consejos para las fotos. Envieme un correo a la direccion enrikekesada007@yahoo.com

Anónimo dijo...

Lo mas trizte de todo esto es que las personas que tienen el poder de hacer algo solo esconden la cabeza y miran para otro lado, tienen otras prioridades absurdas y no hacen nada por estos niños que son el futuro de nuestro mundo, no solo en mongolia sino en todo el mundo nuestros niños son explotados, abusados y pierden la inocencia de vivir como niños, rodeados de amor y felicidad como debe ser.

Pabloha dijo...

Bichito de luz. Excelente tu comentário. La nota nos cuenta una realidad de Mongolia y por suerte algunos nos conmovémos pero no perdámos de vista que esto sucede en todo el mundo y estoy seguro que todos tenemos bien cerca nuestro al menos una familia que a duras penas cubre sus necesidades básicas. Vivo en el Chaco en Argentina y esta realidad es común a toda latinoamérica. Si queremos hacer algo mi idea es comenzar preguntándo a una ONG, u organizacion similar, que se dedique a este tipo de problemas sociales, como por ejemplo Red Solidaria, acercarnos y preguntar en qué se puede ayudar.

Excelente el poema. Fuerza a todos.

Anónimo dijo...

A la editora de Yahoo, no es cuestión de crear un debate sobre estos pobres niños, es tratar de ver cómo ayudar a estos ángeles a salir de esa miseria. A que tengan un poco de amor, comida y esperanza. Usted como una persona de gran influencia en este mercado, puede ayudar a estos niños. Por favor, vamos todos a poner nuestro granito de arena para que puedan tener una mejor vida.

Anónimo dijo...

¿donde estan los mderechos humanos?
¿en donde la OEA, la ONU? solo defienden sus intereses, intereses del capitalismo. dan mas pena y mas lastima que estos pobres niños, que desgrasia.

Anónimo dijo...

SERIA BUENO QUE UNICEF CON TANTAS OFICINAS EN EL MUNDO Y OTROS ORGANISMOS PUDIERAN HACER ALGO POR ESTOS NIÑOS .

Dag dijo...

Es brutal este articulo!!!

Me hace sentir que somos animales sin conciencia....y nosotros viviendo en calidas y seguras casas viendo la tele y no teniendo mucho de que preocuparnos!!!

Suyapa35 dijo...

Que tristeza me dio leer este reportaje, y solo recorde que unas naciones unidas son solo hipocrecia y mentiras ante estas situaciones de los futuros humanos adultos del mundo, seran personas sin educacion, sin amor y tratando eternemente de sobrevivir, o las organizaciones como unicef, o la onu, no hacen nada, por esas criaturas, Que Dios proteja esas almas inocentes, y como me gustaria hacer algo por ellos, diganos que hacer por ellos, y yo vere como ayudo tambien.

Juan Ernesto Sampietro dijo...

Hola Zolsaihan, llegué a tu Blog gracias a que estas en la portada de Yahoo Argentina, pensé que era una noticia de algún periódico, pero me sorprendió ver un Blog con una publicación de hace unos 3 años (enero de 2005), si notas un incremento en los comentarios es debido a ese motivo. Lo cual no quita lo bueno del Blog, te felicito mucho.

A todos los que comentaron y van a comentar (en yahoo dura 24 horas normalmente las noticias destacadas) aprovechen para contactarse y aunar esfuerzos los que estén listos para ello y los demás miremos un poco mejor el mundo que nos rodea, Mongolia queda lejos y se habla otro idioma, pero por aquí he visto por televisión informes de gente que vive en las plazas y los agujeros de las calles, como las bocas de tormenta o las cámaras de inspección, hablo de la ciudad de Buenos Aires, porque es a la que suelen dedicar la mayoría de las noticias, pero si prestan atención, muy cerca de ustedes podrán ver cosas igual de asombrosas, estén en el lugar que estén en el mundo.

No hay que desanimarse por la magnitud, la Madre Teresa le contestó a un periodista que le preguntó acerca de la cantidad de gente que le faltaba asistir en el mundo, como haría para llegar a todos, y ella tan sabia le contesto, "de 10 me encargo yo, y usted de otros 100 y así llegaremos a todos". Cuando ella empezó, el primer día que sola se internó por las calles de Calcuta, sin tener una orden formada, ni edificio, ni dinero de donaciones, ante los millones de pobres, solo atendió a uno el primer día, lo limpio con un trapo húmedo que era lo único que tenía, así se comienza, de a uno.

Enrique von Geldern dijo...

Amigos, muy buenos la mayoria de sus comentarios. Con respecto a la noticia de estos chicos, al igual que tantisimas otras noticias que nos golpean a diario, es tristisimo. Es un signo muy claro de la decadencia moral y existencial que esta atravesando la humanidad en este tiempo. Saben cual creo que es el problema? Acostumbrarse. Este maldito materialismo que ha inundado el corazon del hombre de esta epoca, entre otros tantos males, nos adormece el entendimiento. No hay que pensar, solo hay que comprar, adquirir, llenarnos de cosas sin importar que al lado nuestro se muera alguien sin que casi nos demos cuenta. Asi funciona este sistema. NOS DUERME. Que bueno es comprobar que todavia hay MUCHA gente que esta despierta y que se da cuenta de que algo esta funcionando MUY MAL. Porque cuando la vida misma es despreciada, mas bajo no se puede caer.(y solo hagan una lista de las multiples maneras en que se desprecia a la vida en estos tiempos... da escalofrios) Yo creo que es tiempo de decidir en que bando estamos: o nos quedamos mirando tele mientras la humanidad se hace añicos, o empezamos a pensar y a sentir JUNTO al hermano, juntos nos vamos a salvar, al menos los que decidamos parar a tiempo antes de que sea demasiado tarde. Quiza otros se pierdan, son libres. Asi nos creo el buen Dios. Y, perdonen que me extienda, pero si algo le esta haciendo falta a este mundo oscuro y corrupto que nos toco en suerte, es justamente que la humanidad vuelva su mirada a su Creador. Solo el amor nos puede salvar y ayudar a salvarnos unos a otros. No se como ayudar a estos chicos, ojala tuvieramos el poder para hacerlo, pobres angeles de dolor! Salu2 de Quique, desde Argentina.

Ysrael dijo...

Es lamentable que con historias como estas comprobemos que el mundo cada vez se sume en una mayor miseria y pobredumbre moral.

Realidades como la de este artículo se desarrollan cada día y cada minuto en todas partes. Todos nosotros somos testigos. Lo peor de todo es que pase por la indiferencia, por la indolencia ante las necesidades de los demás.

Son solo niños; acaso nosotros no lo fuimos??. Estamos en la obligación de hacer algo; yo solo no se como hacerlo pero puedo ayudar en lo que se necesite. Mi correo es ysrael_ac@yahoo.com.ar

Mortixia dijo...

Hola entre a este blog creyendo que era una "noticia" y tambien me sorprendí al ver que era un blog, comparto muchas apreciaciones que han hecho y mientras leia ..disculpenme q lo diga, me reí un poco, pues algunos aducen al amor de dios..otros ..a de que forma se puede ayudar ..y otros bueno se escandalizaron... soy argentina tambien y aca en nuestro medio vivmos una constante deshumanizacion en todos los sentidos, pues quisiera preguntarles ... alguna vez llendo en su auto y un limpia vidrios se les acerco...con que actitud se mostraron ante el??? RECHAZO O AMOR DE PRÓGIMO ..o aquel niño que los molesto en un cafe diciendoles don me compra una florcita..o ...se dijieron mejor por esa villa no pasés porq te afanan...cuantos de ustedes lo miro CON AMOR DE DIOS MISERICORDIOSO y les dijo ..te voy a apadrinar y voy a cubrir parte de tus necesidades para que estudies ..o fue a un comedor y donó alimentos para q almorzaran... disculpenme q sea tan irónica..pero asi somos de hipócritas todos, me incluyo, porq yo tambien he reaccionado asi... Pues la sociedad toda, incluida la de mongolia reacciona asi al ver a estos niños
Al leer el articulo pensaba..dios mio!..estos son los seres del futuro..tan desprotegidos tan aislados, la retroversion q este mundo esta sufriendo... victima de la intolerancia, la avaricia y peor aun la indiferencia....a donde se esta llendo todo, que clase de seres se estan forjando!... No empecemos por mongolia, empecemos por nuestra casa, nuestro barrio, nuestra comunidad... asi como la madre teresa de calcuta dijo.. empeza con uno..pues empecemos con nuestro UNO y asi seremos muchos...pero primero miremosno al espejo... y saquemosno las caretas...
eso sí coincido con todos que algo hay q hacer!
ir a mongolia sale muy caro... tal vez alguno pueda, yo no, pero si podemos ayudar al que tenemos al lado

Anónimo dijo...

Felicitaciones por la nota!! esos niños merececen que el mundo los conozca, por sobre todas las cosas, merecen que se les ayude para que puedan vivir un infancia mas digna
¿de que formas podemos ayudar a esos niños?? No existe alguna ONG, alguna institución que articule con la gente que este dispuesta a ayudar???
Silvana (silvanabesold@hotmail.com)

Carito dijo...

Hola. Coincido totalmente con Bichito de Luz, y confiezo sentir lo que expresó Enrique Von Gelder, al saber que NO ESTAMOS SOLOS. Y si, tenemos que hacer algo. Empecemos cada uno con UNO. Me parece muy bueno. Y no me acuerdo el nombre, pero tambien tiene razón, saquémonos las caretas, dejemos de ser hipócritas para ser incluidos en esta "sociedad", y dejemos que hable nuestro corazón. Besos a todos.

maricor dijo...

Hola Zolsaihan. Descubri tu blog y no dejo de leer tus reflexiones. Me dan luz y ganas de bucear en mi interior.Me siento mas sensible a las cosas que me rodean. Y con mas ganas de que la luz y la verdad se hagan consciente en mi. Gracias

Anónimo dijo...

Sin enterarte, estabas vivo; sin saberlo, eras pobre de toda pobreza. El día te encontró aturdido; la noche te encontró despierto, cantando, saltando; el alba te encontró dormido, tiritando bajo el latido ruidoso de una ciudad gigante que despierta, y tus ojos cristalizaban tu inocencia en una lágrima brillante y fugaz cuya existencia no quisiste aceptar.
Las calles fueron tu patio, la compasión tu vergüenza, la libertad tu orgullo, los perros tu familia, las veredas tu juguete. Los escarabajos fueron el mágico encuentro con la naturaleza; tus únicos destellos de luz y de asombro. La noche fue tu tutora y tu abismo, la vulnerabilidad tu escarapela.
La sociedad te vio desnudo y no te vistió, te vio desprotegido y no te acogió, te vio solo y no te acompaño, te vio todos los días con desatenta mirada y te escupió sus sobras con ingenua bondad. La ciudad se mostró desnuda, y despechada te arrojó en su orgía desenfrenada de vicios fascinantes y hechiceros que arrebataron tu niñez mucho antes de madurar. La indiferencia del mundo te pego de lleno en la cara y el cariño fraterno te esquivó. El odio germinó demasiado fácil en un terreno tan blando, y creció sin frenos hasta que tu alma se oscureció, y con tinta indeleble formó una enorme costra sobre tu corazón.
La violencia, como agua salada calmó la sed que tu necesidad de venganza originó; reacción a una indiferencia despiadada de un mundo sin corazón.
Robaste y asesinaste sin compasión, al hijo del mundo que tu alma tanto odió. El mundo descubrió entonces que vos estabas vivo, cuando ya tu alma estaba muerta. De la indiferencia pasó a la preocupación, y comenzó a perseguirte hasta que te encerró. Pero su propia saña te largó de nuevo a la despiadada calle, una y otra vez. Finalmente un día, en un oscuro callejón; por tu culpa repleto de llantos y de gritos, una bala te mató. Algún hombre escupió tu cara y luego en el diario, el mundo entero, que al fin vio que existías, te aborreció, y se alivió sabiendo que ya no estabas.
El mundo mató tu cuerpo; oscuro, hundido en el abismo, pero el cielo se llevó tu alma mucho antes, cuando en las calles correteaba aún llena de luz.

Maria dijo...

Me parecio muy interesante el artículo que publicaste. Yo me enteré de estos chicos por la tele. Es muy indignante ver como los gobernantes no hacen lo que deberían hacer para que esto no siga sucediendo.
Con mis compañeros del colegio tocamos el tema de los chicos de la calle, me gustaria que pases por mi blog para que opines sobre el trabajo que estamos haciendo.