miércoles, febrero 16, 2005

Nacer Condenada

En China las mujeres son discriminadas antes de nacer. A pesar de que el Gobierno ha intentado controlar las violaciones de los derechos humanos contra la mujer, las leyes y los documentos no inciden en la práctica ni en la mentalidad china. El dicho popular "es mejor criar cisnes que tener hijas" continúa vigente.




Zolsaihan: En este tiempo que lleva Zolsaihan funcionando hemos abarcado distintos problemas sociales. Lo normal es investigar o bien por Internet o por prensa el tema y posteriormente escribir el post. En este caso diréctamente se copiará palabra por palabra el artículo publicado por la CNN sobre la situación de mujeres y niñas en China. Aviso que el artículo es bastante duro.

Como un animal muerto


Durante siglos, las niñas chinas han sido víctimas de infanticidio, abandono y maltrato. Otras no figuran porque sus padres nunca registraron sus nacimientos para así poder burlar la estricta política de reproducción.

En un reportaje aparecido en la edición americana de la revista Marie Claire, la periodista Abigail Haworth relata una escena impresionante por su dramatismo y su dureza: "en la provincia china de Hunan, vi una escena inimaginable de horror y crueldad: el cuerpo de una niña recién nacida arrojado en la calle. Como si fuera un bulto de basura, ante la indiferencia de los que pasaban".
"El bebé estaba cerca de la oficina fiscal del gobierno. Las personas pasaban y no hacían nada, yo tomé fotos porque era algo terrible. Cuando llegaron los policías, se preocuparon más de mis fotos que del bebé". Haworth relata que durante horas, las personas pasan e ignoran el cuerpo. Ómnibus y bicicletas pasan arrojando barro sobre el cadáver. Entre los que pasan, pocos prestaban atención.


La única persona (una señora) que intentó ayudar a la criatura declaró: "Creo que acaba de morir. Cuando la toqué todavía estaba tibia. Todavía salía sangre de su nariz". La señora llamó a los paramédicos, pero nadie apareció. Finalmente, un señor tomó el cuerpo de la niña, lo puso en una caja... y lo arrojó a la basura.

Abortos selectivos

Una pareja que tiene un hijo varón no puede tener más hijos. Pero una familia rural que tiene primero una niña tiene permiso para tener un segundo hijo. Los padres suelen conservar la primera niña, y después abortan todos los embarazos subsiguientes hasta que el análisis de ultrasonido indica que tendrán un heredero varón.

El conocimiento del sexo del futuro hijo, a través del análisis de ultrasonido, originalmente destinado a detectar malformaciones en el feto, resulta en abortos selectivos, que se han convertido en un hecho rutinario en las zonas rurales donde un varón sigue siendo considerado superior a una niña.

Existen auténticos escuadrones que arrestan clandestinamente a madres embarazadas y las mantienen en la cárcel hasta que acepten abortar. En algunas regiones, algunas madres incluso fueron ejecutadas sumariamente por negarse a abortar.


Según la tradición china las hijas son relegadas al último escalafón de la familia porque en pocas ocasiones son capaces de aportar ayuda económica o capaces de cuidar a los padres cuando son mayores. En China, tener una hija es una decepción.

No hay comentarios: