viernes, marzo 18, 2005

Asian Dub Foundation

La denuncia social y la fusión de estilos musicales son los estandartes de Asian Dub Foundation. Identificados como colectivo antes que como banda, han recibido elogios y compartido escenario con Primal Scream, Beastie Boys y David Bowie, entre otros. Después de dos años regresan con nuevo trabajo, Tank. Dr.Das y Sun J lo hablaban sobre él y su actitud musical con el mismo compromiso que reflejan sus canciones.

Después de ser portada de las revistas más interesantes en cuanto a música avanzada se refiere, de dejar claro en sus visitas a nuestro país que lo suyo no era flor de un día, y de conseguir mantenerse en lo más alto durante ya casi una década, Asian Dub Foundation regresan a la actualidad con un disco fresco, enérgico, cargado de adrenalina y fiel a sus directrices estilísticas e ideológicas.

De marcado cariz político, cada uno de sus discos ha supuesto un nuevo paso hacia la búsqueda de un estilo que ya es suyo, y que bebe del dub, de la electrónica, de los sonidos tradicionales de Asia, del rock y del hip hop de combate, arrastrando tras de sí a toda una legión de seguidores que ven en su mensaje una nueva forma de punk, cercana en planteamiento a lo que representaran a finales de los setenta los inigualables The Clash.

En Tank se vislumbra un más profundo acercamiento hacia la electrónica, motivado por la inclusión en sus filas de Ghetto Priest, artista que ha sabido infundir su estilo a estas nuevas composiciones. En cualquier caso, un disco cien por cien disfrutable y más que recomendable para ejercitar cuerpo y mente

Tank (tanque) es un álbum creado en un mundo en guerra. Oil (petróleo) hace cruda referencia a los intereses económicos en juego para los países implicados, Take Back the Power (retoma el poder) es un ataque al abuso de poder de los dictadores, Warring Dohl (dohl (tambor) de advertencia) se centra en la situación que hay en Pakistán y Bangladesh, mientras que en The Round Up (acorralamiento) suena una advertencia particularmente desalentadora: “Cuando oyes el tambor de marcha / Sabes que tu hora llega pronto”.

Como en los discos anteriores, las letras se disparan con significado, mientras que la enorme energía del álbum evita que caigan en el dogma. ADF sigue siendo en primer lugar y sobre todo, un laboratorio musical que rebosa ideas, recurriendo a programaciones sofisticadas, sonidos de bajo profundo y punzantes riffs para crear su impacto único en su especie.

El colectivo revela una vez más que está abierto a sonidos nuevos: Mad Mike de la Detroit Underground Resistance (fundada junto a Jeff Mills), otro gran nombre en el reino de la integridad, colaboró en Powerlines mientras que Tomorrow Begins Today toma una postura reggae original. Melody 7, la pieza instrumental que cierra el álbum, recuerda el trabajo del grupo en la banda Sonora para La Haine, que han vuelto a emprender con La Bataille d’Alger, una película prohibida en Francia cuando se estrenó en 1965 por su postura política

No hay comentarios: