domingo, junio 12, 2005

El Domingo De Nelkita.

IKEBANA.

“HACER QUE LA VIDA SEA MÁS NÍTIDA"


El Ikebana es el arte floral japonés. Proviene de una antigua tradición que tenían los budistas chinos de hacer ofrendas florales a Buda. Este arte se dio a conocer en Japón en el s. VI a través de misioneros chinos y hasta el s. XV mantuvo su condición de ofrenda divina hasta que llegó un momento en el que perdió sus connotaciones religiosas y llega a la categoría de arte tomando un cariz mucho más filosófico.

En un principio consistía en una sencilla ofrenda floral (incluso a veces sólo se ofrendaban sólo los pétalos, como por ejemplo en la India). Hasta que en el s. X, en Japón se empezó a embellecer un poco dicha ofrenda, y se incluyeron recipientes y diversos elementos.

El Ikebana se basa en la armonía de una simple construcción lineal y la inclusión de flores o elementos que nos puede ofrecer la propia naturaleza.

Los materiales que se usan para la construcción son flores, hojas, cereales, hierbas, ramas, semillas, frutas, vegetales etc...Dichos materiales podían ser vivos, secos o artificiales. En un principio se prefería el uso de materiales del lugar, aunque dicha condición con el tiempo se fue perdiendo (propiciada en cierto modo por la apertura al mundo que protagonizó Japón a finales del s. XIX). La incorporación de la mujer también es un dato a destacar. No fue hasta el s. XIX que la mujer empezó a practicar el ikebana, aunque el predominio de los hombres es notable todavía. Hasta entonces, dicho arte era exclusivo de nobles, sacerdotes o guerreros (samuráis).

Otro aspecto importante dentro del ikebana es el diseño. Las partes más importantes del diseño son el color, la forma, la textura y la línea. El color y la forma vienen dados por la propia naturaleza del elemento escogido, aunque con la creación de las escuelas modernas, dicha naturaleza podía modificarse. La textura venía determinada por la superficie de los materiales usados y la línea era expresada por las ramas que tenía dicha composición. Todos estos detalles eran imprescindibles para hacer una buena obra de ikebana .

La primera escuela de ikebana fue la de Ono no Imoko, conocida como Ikebono, creada a principios del s. VII. Su creador fue un japonés que tuvo la oportunidad de ir tres veces a la corte de la China Imperial. Cuando se retiró, se convirtió en el guardián del monasterio budista Rokkaku-do, situado a las afueras de Kyoto y allí se convirtió en abad. Pasó a llamarse Semmu y se hospedó en una pequeña casa llamada ike-bo-no (casa del lago). De ahí vino el nombre de la escuela. De sus viajes a China aprendió el arte de las ofrendas florales, cosa que aprovechó para perfeccionar en su retiro y establecer unas primeras normas. Y a partir de él surgieron cantidad de escuelas que tienen sus propias características, simbologías y demás detalles.

Por ejemplo el Zen´ei ikebana es un estilo caracterizado por la libertad que se da a la hora de crear las composiciones, dejando de lado las normas impuestas por las escuelas antiguas .En sus composiciones rompían con todo lo establecido usando elementos y patrones nuevos y dando rienda suelta a su imaginación, sin limitar ningún aspecto.

El aspecto espiritual del ikebana es muy importante, nos ayuda a estar serenos y a vivir “en el momento presente” apreciando cosas de la naturaleza que de otro modo nos pueden pasar inadvertidas.
Asimismo se obtiene más paciencia y tolerancia con las diferencias, no solo con las de la naturaleza, sino con las de la gente. Te identificas con la belleza de todas las formas de arte (pintura, música) y con tu propia belleza interior.

El ikebana nace por el profundo amor por la naturaleza que define a la cultura japonesa, donde la apreciación de las montañas llega a ser una religión.

Los japoneses siempre han sentido un fuerte sentimiento de intimidad con sus entornos naturales. Y de hecho actualmente en las grandes urbes necesitan tener un trocito de naturaleza cerca, como un pequeño vaso con una flor y también llevan esta naturaleza a sus hogares con estancias dotadas de diversos adornos florales.

No hay comentarios: