viernes, julio 15, 2005

Noches de Verano

Muchas veces me pregunto que tendrá la Luna que me ciega y deja al corazón ver por mí.

Te amo. Lo repito cada día como el tiempo repite en sus latidos el paso de las horas. Y por amarte, sufro. Sufro porque no veo a cada instante tu cálida presencia, porque ignoro en qué piensas cuando de mí estás lejos y qué hacen tus manos cuando no pueden acariciar las mías.

Te necesito ¿sabes? como el pan que me como y el aire en que me muevo. Me enciendo como el sol cuando te miro, lloro como la lluvia si te alejas, y todas mis estrellas se me apagan y todos mis rosales se deshojan si no escucho tu voz.

Y no me basta, sabes, recordarte. Necesito el apoyo de tu cuerpo, la hondura de tus labios, el fuego de tu instinto.

Sufro por esos días que llegan sin traerme tu presencia, por esa soledad que me aprisiona en invisibles rejas si renuncias a verme; por todolo que podría ser y que no es, por todo lo que sueño y deseo inútilmente. Y me basta saberte viviendo, respirando mis palabras. Y temo perderte y no encontrarte en el ardiente clima de mi amor.

La vida se desborda, se desata por todos los caminos de mi sangre cuando llegas y vienes a mi encuentro. Y si te vas, la sed, furiosamente me azota, hasta que siento que las heridas -labios insepultos-sorben el agua oscura de mi llanto.

No digas que me amas como yo te amo a ti. Me mentirías. El amor que me sientes es tan sólo un espejo que refleja una parte del que yo he hecho mío a través de mis años más hermosos. Sin ti ya no hay caminos que sirvan a mi paso, ni noches que merezcan oscurecer los ojos que encendiste al mirarme,ni tallos que resistan ser cortados inesperadamente por esas manos mías, - esas flores que morirán tan sólo cuando olvides regarlascon el puro contacto de las tuyas.

Te amo por todo cuanto niegas, por todo cuanto das, por lo que olvidas y recuerdas, lo que gozas y sufres, lo que dices y callas, y porque sólo túhas dado vida al árbol de mi amor y solo tú podrás talar sus ramas.


Zolsaihan: En las noches de verano, buscar un sitio apartado. Tumbados con lapiz y papel quedaros observando la luna y dejar que ella os hable.

No hay comentarios: