jueves, julio 14, 2005

Un Arma Una Flor

Mientras la ofensiva militar contra Irak continúa, millones de jóvenes en todo el mundo unen su voz para repudiar esta masacre.

Con el paso de cada día de guerra, como lo hicieron otros durante la guerra en Vietnam, han tomado la determinación de dejar las universidades y las escuelas para salir a las calles hasta lograr el cese a la guerra.

Así en muchos países los jóvenes dinamizan el movimiento antiguerra participando todos los días junto a los trabajadores y amplios sectores en las movilizaciones, bloqueos y protestas.



En España, las movilizaciones estudiantiles confluyeron en algunas ciudades con paros sindicales, y ahora llaman a los trabajadores a la realización de la huelga general. En Gran Bretaña, miles de chicos de entre 12 y 14 años se escapan de sus escuelas saltando las rejas para unirse a los universitarios.

La creación de estas iniciativas como los comités y la Coordinadora son un importante paso que ha dado la juventud como forma de lucha. Frente a esta guerra de rapiña, es necesario que la juventud organizada en las calles forme parte del movimiento global. Impulsar en todas las escuelas grandes asambleas donde se discutan democráticamente planes de acción y movilizaciones junto con académicos y trabajadores.

Los jóvenes universitarios tienen el potencial para desarrollar esta perspectiva.

No hay comentarios: