domingo, octubre 02, 2005

El Domingo de Nelkita

¿Príncipe o Rana?

¿Cuando besas a una rana se convierte en príncipe o besas aun príncipe y te sale rana?
Toda la vida soñando con que un día un joven apuesto príncipe aparezca y tu vida sea como esos cuentos que solías leer de pequeña.

El día menos pensado y de la forma menos imaginada ese príncipe aparece en tu vida. Pero cuidado, antes de continuar tu cuento de hadas tienes que hacerte la pregunta.
Recuerdo que un día conocí a un príncipe, imaginaros mi alegría. El montado en su corcel de color negro (un Audi A3), iba galopando por un valle (la avenida principal). Noté como se fijo en mi desde el principio (ese culito que no pase hambre). Ains….
Todos los días me mimaba con sus caricias, como si de algo delicado se tratase (no paraba de tocarme el culo). Sin que me diese cuenta me escribía bellos poemas que me dejaba en mi alcoba (churri estas to buena)…
Una noche, tumbados en una pradera me regalo una estrella, decía que mi mirada le recordaba al brillo de las estrellas (me metió mano en el parque). Me deleitaba con ricos manjares traídos de los mas exóticos rincones del mundo (me invitó al chino, eso sí, solo menú).
Siempre me decía que construiría un castillo para mi con el sudor de su frente, trabajaría como el mejor hombre que existiese en la tierra (churri cuando mis padres la guiñen nos quedamos con la casa).




Pero como todo cuento de hadas, tiene que haber un final feliz y en este también lo hubo.

Un día su corcel se rompió y decidió que él era más importante (arreglar y tunear su audi A3) que quedar conmigo.
Su primer croac…

Un día intento propasarse con las caricias, dejo de acariciarme delicadamente (intento tocarme las tetillas). Lo cual le tubo que picar o por lo menos así se noto cuando mi mano impacto en su bello rostro (a mi me pico la mano una barbaridad :P)
Su segundo croac…

Por las noches mis ojos dejaron de brillar en la oscuridad, ahora lo que brillaba era la pantalla de su PSP2 portátil. Los ricos manjares traídos de rincones del mundo siguieron gracias a dios, solo que ahora los traía yo (churri me he olvidado la cartera en mi casa, ¿invitas tu vale?).
Su tercer croac…

Sobre el castillo (mejor no opinar).

El final, una princesa soltera y con ganas de encontrar a ese príncipe de cuento de hadas. Eso sí, ahora con las gafas que ante una no paraba de dar besos a ranas. Jajajaja.. Un besito muy fuerte para todos, en especial a mi príncipe azul (bueno a veces se pone rojo, cuando se mosquea :P) Zolsaihan…

4 comentarios:

pienso que... dijo...

...jajaja... vaya principe azul..

ains.. si esque cuando veamos que la vista nos falla lo mejor es ir al oculista.. que luego todo "nos sale rana" y no vemos ni tres en un burro..

Felicidades por el texto y suerte en tu búsqueda... porque Zolsaihan.. ejem.. jajajaja No te enfades..:P es broma

xianseng dijo...

jejeje que bueno. En mi caso no he conocido ningún principe asi.

Aunque alguna princesita petarda si he conocido eh?

Besitos :P Para los 2

Samara dijo...

Zol, actualizamos un poquito? te recuerdo que me prometistes un post,jjajajajaja.

Anónimo dijo...

holaaaa pimooo soy yo jose jejejeje te dije q era socio de tu blog y te estoy hablando a ve si me escribes algo en mi espacio annnnn y que ya tengo cammmm jejeje bueno chao