jueves, octubre 27, 2005

En Nuestra Intimidad

Se acerca el fin de semana y el erotismo se va adueñando poco a poco de nuestros más profundos deseos. Amor, atracción física y pasión serán los detonantes de un fin de semana, que espero, os sea muy especial.

El primer acto, el agua tibia que despierta el cuerpo dejando que arrastre todo el polvo que ciega el sentido del tacto, gota a gota hará que la piel se ponga en guardia, se prepare y brille como la antorcha de un faro para los navegantes. Después hay que envolver esa piel, crear la corona de la cola del pavo real, cubrir con tejidos de tela de araña que con sus calados y bordados juegan a tapar y dejar al descubierto centímetro a centímetro. Destapando despacio, como cuando se desenvuelve un pastel.

El sistema nervioso correteando por el cuerpo y mandando pequeñas órdenes insignificantes. Que si mueve una pierna y descompensa un lado de la cadera, rompiendo la simetría del cuerpo. Que si la mirada deja de ser directa y se desplaza al rabillo del ojo, mientras los párpados quedan semicerrados. Que si un dedo busca como por descuido hundirse en la boca, pasando despacio por los labios... Poco a poco, como el puente de un castillo que chirría al elevarse, aunque en este caso con el sonido casi imperceptible de los pliegues de la ropa, se va abriendo a nuestros ojos lo que será nuestro norte, nuestra religión, nuestra locura.
Los obstáculos desaparecen y caen al suelo. Las ropas se van desplomando como en una guerra donde han aparecido las trincheras y el enemigo muere dejando el campo de batalla lleno de cadáveres. Mientras la luz cegadora de cada célula de la piel nos va inundando los ojos, hasta que quedan inutilizados.

Podremos sumergirnos en esas sábanas infinitas y sentir el peso de un cuerpo que se mueve rítmicamente sobre nosotros. Podremos oír unos gemidos, que aunque no existen, se forman alrededor de nuestra cabeza, trepan por nuestras orejas y se sumergen dentro de nosotros.

No sé si es una vuelta a subir el telón, o este acto tercero es más bien una ventana abierta de par en par, donde todo se supone sucio y atrayente a la vez, donde se confunde el dolor con el gozo, donde nadie encuentra o conoce la unidad de medida y cada cual utiliza la suya. Y cuando sopla el viento y el aire se llena de partículas unas pizquitas de este polvo caen sobre nuestros hombros.



En el escenario de la imaginación ese horizonte puede irse tan lejos que llegue a desaparecer. Hay que dejar que los actores reciten rápidamente sus diálogos y dejar caer rápidamente el telón antes de que nos inunde la sensación del mareo. Es la cortina que muchos mantienen sin correr. El acto cuarto de esta obra parece que no tenga que producirse para muchos de los espectadores.
Es la sala llena de espejos donde te pierdes en ti mismo o te dejas llevar por el ocho tumbado del infinito. Es el canon roto. Los actores muchas veces aparecen con máscaras como en el teatro griego, o su desnudez de ideas te corta como cuchillas. La atmósfera se llena con una gran incógnita que en su zigzagueo despierte todos los aromas del deseo.

.... la noche aún sin terminar, espera impaciente a que tu le pongas un final.

6 comentarios:

pienso que.. dijo...

En la grata penumbra de la alcoba
todo, indecisamente sumergido
y ella, desmelenada en el mullido
y perfumado lecho de caoba;

tembló mi carne enfebrecida y loba,
y arrobeme a su cuerpo repulido
como un jazminero florecido
una alimaña pérfida se arroba;

besé con beso deleitoso y sabio
su palpitante desnudez de luna
y en insaciada exploración, mi labio

bajó al umbroso edén de los edenes
mientras sus piernas me formaban una
corona de impudor sobre las sienes...

Nina dijo...

Simplemente hermoso!

qts dijo...

Es el erotismo puro, real.

El ocho de infinito... infinito factorial... ella lo decía: "Te quiero infinito factorial"

Hace mucho tiempo que no leía algo tan hermoso. Muchas gracias y mil besos.

Zolsaihan dijo...

Pienso que: Hermoso poema-¬_¬ seguro que me lo has copiado:P jejejeje..

nina: Gracias, y feliciades por el puesto en Bitácoras. :P

qts: me alegro que te haya gustado. Fiel a tu blog.

Es hermoso leer poemas, o un buen texto mientras tomas té. Gracias a todos los que de forma constante compartis vuestros sentimientos con nosotros.

sonela dijo...

Me encanta tu prosa. Me envuelves con tus letras que leo sin repirar, porque no quiero que esperen a que ponga el final.
¿Me vas a hacer adicta a leerte??
Besos flipados.

suzu dijo...

hermoso escrito....
me suena a luis royo en prohibited 1... no??

^^

la verdad esperaba alguna mención a él.... ^^

hermoso erotismo...



me equivoco?