lunes, octubre 31, 2005

Estados de Ánimo

El hombre está lleno en sintonía con el universo; si no está en armonía con el universo, entonces está vacío, totalmente vacío. Y de este vacío surge la avaricia.

Y de ese vacío surge la avaricia. La avaricia trata de llenarnos -de dinero, de casas, de muebles, de amigos, de amantes, de cualquier cosa-, porque uno no puede vivir vacío. Es algo horroroso, una vida fantasmagórica. Si estás vacío y no hay nada dentro de ti, vivir es imposible.

Para sentirse lleno, para sentir que tienes mucho dentro de ti, solo hay dos caminos: o bien te sintonizas con el universo.. Entonces te sientes lleno de la totalidad, de las flores y las estrellas. Están tanto dentro como fuera de ti. Ésa es la verdadera plenitud. Pero si no lo haces -y hay millones de personas que no lo hacen-, entonces lo más fácil es llenarse de cualquier trasto viejo.

La avaricia significa que sientes un profundo vacío y que estés dispuesto a llenarlo de cualquier cosa que esté a mano, sin importante lo que sea. Una vez que entiendes esto, no te queda nada más que hacer con la avaricia. Lo que te da por hacer es entrar en comunión con el todo para que desaparezca el vacío interno. Y con él, desaparece toda la avaricia.



Pero en todo el mundo hay mucha gente loca que busca cosas para llenar su vacío. Unos acumulan dinero, aunque no lo usen. Otros se dedican a comer; y continúan tragando aunque no tengan hambre. Saben que eso les va a crear sufrimiento, que enfermarán, pero no pueden impedirlo. Esta forma de comer también es una manera de llenarse. Por lo tanto, hay muchas maneras de llenar el vacío, aunque nunca se llena del todo: sigue haciendo un vacío y tú sigues sintiéndote desgraciado porque nunca es suficiente. Siempre hace falta más, y la demanda de más y más no acaba nunca.

Tienes que entender el vacío que estás tratando de llenar y preguntarte: ¿Por qué estoy vacío? Toda la existencia es tan plena, ¿ por qué me siento vacío? Quizá haya perdido la pista; y ano sigo la dirección correcta, mi dirección existencial. Ésa es la causa de mi vacío.

Por tanto, sigue tu dirección existencial. Abandónate y acércate a la existencia en silencio y en paz, en meditación. Y un día te darás cuenta de que estás lleno -rebosante-, rebosas alegría, dicha, bendición. Tienes tanto que puedes darlo al mundo sin quedarte exhausto.

Ese día, por primera vez, no sentirás ninguna avaricia, ningún deseo de dinero, de alimentos, de cosas materiales; no querrás nada. Vivirás con naturalidad y encontrarás lo que necesites.

6 comentarios:

Alma dijo...

Cta gente cree q la felicidad está ahí??? qué reflexión más buena has hecho Zoi
Yo necesito amenudo sentarme en el río y pensar a solas durante un rato, me reconforta tanto...
Cuídate, besos y un big abra:
Alma;) (f)

Zolsaihan dijo...

Que bonito es empezar la semana oliendo a rosas (f)(f)... ^_^

Me he imaginado esas ninfas de los bosques que amenudo se acercan a la orilla del rio.

PD: Me gusto los Caprese (tomates - mozzarella)

Sopor eterno dijo...

No me gustan las personas avariciosas, yo nunca lo he sido y he tratado siempre de alejarme de ese tipo de personas.

A veces miro mi interior, y me veo vacia, que algo falta, entonces es cuando pienso que es lo que me falta, nunca he pensado en dinero, en comida, en amantes...sino algo mas sencillo,mas espiritual,

Ahora que estoy madurando como persona, entiendo lo que a veces me falta,el xk me encuentro vacia.
Y creeme que ese vacio lo llena un simple paseo x la playa, una simple conversacion con un buen amigo, o un abrazo de otro.

Las cosas mas sencillas son las que nos dan la plenitud.

Me ha gustado mucho, deberiamos mirar cada uno en nuestro interior y darnos cuenta que las cosas sencillas son las que realmente nos hace felices.

Un besito corazon

Angie dijo...

últimamente me interesa bastante todo el tema de la meditación, de lo espiritual, del autoconocimiento. Me da pena pensar que la mayoría de la gente nunca llega a conocerse, no saben quienes son y no están en paz consigo mismos. Y eso no quiero q me pase a mi.

Nauta dijo...

Sobre la avaricia, recuerdo una frase de un profesor de Filosofía que tuve: "Hay gente tan pobre, tan pobre, que lo único que tiene es dinero"

nauta dijo...

...Me olvidaba: ¿Puede ser malo pretender una flor, un poema, o incluso pretenderte?