lunes, octubre 17, 2005

La Flauta que llora

La música es el alma de la tierra germinando en sonatas y canciones; lluvia fina y ligera que permea la íntima fibra de las emociones. Ven, amada, y escucha las cadencias; imprégnate de la luz y de armonía; y abramos nuestras puertas interiores a los raudales de la poesía.

Esta mañana caminaba por la acera escuchando a Sufjan Stevens. Para todos los amantes de la música seguramente os habrá pasado en infinidad de veces que vuestro corazón se estremeció al escuchar alguna melodía. Recuerdos, imágenes vinieron a vosotros y cuando os quisisteis dar cuenta, una lágrima iba recorriendo vuestras mejillas.

Hoy sentado en la arena de la playa, dejaba tocar la flauta a mi corazón mientras aparecían los primeros rayos de sol. No recuerdo que sentí (secreto), solo sé que una gota recorrió mi mejilla mientras tocaba la flauta.

Este viejo flautista tiene calva de santo,
luenga barba apostólica y humildoso mirar,
Y en el nocturno encanto
las notas de su flauta son cual gotas de llanto,
de ese llanto que pocos sabemos derramar.
Lágrimas de la flauta callejera y errante
donde florece el mágico milagro de emoción,
la sagrada armonía, la voz alucinante
que desborda el raudal de nuestro corazón.
Han visto muchas tierras esos ojos hundidos;
terruño, amor, amigos, ya todo lo perdió,
y plañen en su flauta de añorantes gemidos
las amables memorias del buen tiempo que huyó.
¡Oh vieja flauta maga, que evoca el vago encanto
de los amores muertos y del país natal,
y a veces rompe en llanto
el melódico silbo de cristal!
Le grita la canalla: -Toca, viejo flautista-.
y él toca adolorido, con ensueño, con fe,
y solloza en su flauta toda su alma de artista
y la canalla llora y no sabe por qué. . .

La luna va vertiendo la plata de su llanto
en su barba apostólica y en su calva de santo.
Es alta noche, está la calle solitaria:
sigue el mendigo músico con su amarga canción.
Sus ojos tienen una claridad visionaria
y hay en su flauta un amplio derroche de emoción,
porque la toca sólo para su corazón;
y en la copla añorante, melancólica y leda,
plañe su vida errante, y su mala fortuna,
y por la vieja flauta, una lágrima rueda
que parece de plata al claror de la luna.


Zolsaihan: download The Man Of Metropolis Steals Our Hearts

5 comentarios:

Sopor eterno dijo...

A mi cada musica, cada cancion me recuerda a una persona, a algun momento en especial..siempre se identifican con alguien.

Un beso

pienso que... dijo...

... es un post suave y aterciopelado. Rebuscado, recién sacado de esa esquinita de tu corazón, al igual que el mp3 que has puesto.

Perfecta armonía..

Por cierto no te quiero decir cuantas veces me han dado escalofríos al escuchar la música. THanks....

Tu si que eres el hombre de la Metrópoli que nos Roba Nuestros Corazones

Ali dijo...

Hola Zolsaihan:
Aprovechando tu invitación me he colado en casi todos los rincones de tu blog... Me conmueve la profundidad de tus posts, te seguiré leyendo y, si no te importa, te agrego a mis enlaces.
Por cierto, Desi, mirando tu perfil me he identificado mucho contigo... Mi peli favorita también es Bailame el agua y aunque no soy de Melilla, soy de Ceuta jeje

Un beso para todos.

Zolsaihan dijo...

Gracias Ali.

Si creemos en el destino no pensaremos en la casualidad. Yo no creo que fuera casualidad que viese tu Blog en la lista de actualizados hoy. Tenía que haber sido así. Me fije y me gusto.(no pense que me agregarias:P, y me alegro que te haya conmovido)

Es bonito mirar a través de los ojos de las personas. Y más cuando esas personas ven de una manera especial.. Así lo sentí esta mañana cuando leí tu post (De todo lo insignificante y la magneficencia de los sentimientos)

Tu blog ya está agregado en los enlaces para que todos podamos disfrutar de tus sentimientos.

Besos.

moriarty082 dijo...

Un Blog muy bonito. Enhorabuena. XD