viernes, octubre 07, 2005

Lao Tsé

Lao Tsé lo explica en su metáfora predilecta sobre el vacío: sólo en el vacío, aseguraba, reside lo verdaderamente esencial.



La realidad de una habitación, por ejemplo, no se encuentra en el techo o las paredes, sino en el espacio que estos elementos dejan vacío. El cántaro no es útil para transportar agua porque está hueco, no por la forma o el material con que ha sido fabricado.

El vacío es todopoderoso si puede contenerlo todo. Solamente en el vacío es posible el movimiento. Quien logre hacer de sí mismo vacío donde puedan penetrar los demás libremente, llegará a ser dueño de cualquier situación.

No hay comentarios: