viernes, octubre 21, 2005

Tu Alma Gemela

Todos tenemos la sensación de haber perdido algo precioso en la vida y de estar intentando volver al lugar donde esperamos encontrarlo.

Todos tenemos la sensación de haber perdido algo precioso en la vida y de estar intentando volver al lugar donde esperamos encontrarlo. Solemos llamar al objetivo de nuestra búsqueda la persona amada, nuestra alma gemela o la persona perfecta. Este anhelo por regresar al lugar de origen se ha descrito en muchas tradiciones. Cuando encontramos al amor de nuestra vida nos sentimos como si estuviéramos en un lugar de perfección, en el nirvana, en el Paraíso Terrenal.

Sin embargo, cuando los defectos aparecen, como ocurre en cualquier relación, la persona amada ya no nos parece tan perfectamente bella y muchos se sientes como si hubieran sido expulsados del cielo para ir a para a un mundo yermo. Desde el punto de vista del zen, la pérdida de la persona amada ocurre por culpa del mono de nuestra mente, que al estarnos hablando sin cesar, arruina la belleza que hemos encontrado. Constantemente estamos encontrando cosas buenas y malas, aceptando lo bueno y rechazamos lo malo, pero en cuando vemos la imperfección, estamos dispuestos a librarnos del amor que hemos encontrado.



A la menor provocación condenamos a la persona amada y luego nos preguntamos por qué no podemos vivir una ida llena de amor.

Inconscientemente todos sabemos que somos vulnerables a los cambios de ánimo y a las influencias que dispersan y distorsionan nuestra vida, amargándonosla e impulsándonos a actuar de una manera distinta a como desearíamos. Algunas veces una relación va bien, pero de pronto surge la desconfianza y la situación se estropea; otras, un miembro de la pareja al volverse excesivamente posesivo o celosa del otro, altera la cualidad del tiempo que pasan juntos. Algunos deciden aferrarse al resentimiento y se niegan a perdonar a su pareja. Sin embargo, siempre que una emoción negativa se manifiesta, estamos atrayendo el sufrimiento y la destrucción tanto hacia nosotros como hacia el otro. La serpiente ha conseguido que la escuchemos.

Algunos dirrían que ésa es la condición humana fundamental, que vivir una vida llena de amor no sólo es imposible, sino además una insensatez y un peligro. Pero se equivocan. Vivir una vida llena de amor, ver la belleza en todo cuanto existe (en el fuerte y en el débil, el rico y el pobre, el violento y el tierno) es la única forma segura y sana de vivir. Y no sólo eso, la forma en que uno percibe al otro afectará también en su vida. Si sólo nos fijamos en la fealdad de alguien, esa persona se vuelve fea para nosotros. Y si nos fijamos y pensamos en su bondad, esa persona florece inevitablemente.

Zolsaihan: Hoy viernes compartiré con vosotros un pasaje que espero, os pueda servir... "Quién se apega a las cosas sufrirá mucho. Conozca la fuerza del hombre, pero mantenga el cuidado de una mujer. Lo suave y débil supera lo duro y fuerte... Lo rígido y lo enderezado son discípulos de la muerte, lo apacible y el ceder son discípulos de la vida"... FELIZ FIN DE SEMANA

4 comentarios:

Sopor eterno dijo...

Pero esto que es!!

Es que os habeis puesto de acuerdo pa escribir el post, Sidd, Hechi y ahora tu..ainssss, es que de verda que no teneis personalidad,juas

Zolsaihan dijo...

pues si q es casualidad... mi enfoque es "diferente" no crees??

sonela dijo...

Me recuerda a una frase que dice algo así como: Amo al amor, admiro la belleza y no me quedo con las apariencias.
Y respecto al pasaje final, da mucho que pensar o meditar sobre el desapego y la impermanencia de las cosas.
Besos meditativos ;-)

Aaron E-J dijo...

Your blog is interesting, check out mine at http://aaronej.blogspot.com/, http://aejpic.blogspot.com/, http://cheesegossip.blogspot.com/,
(Yes the reason I am posting is mostly just to increase my search standing)