sábado, noviembre 26, 2005

Un Sábado Oscuro

"Vuelvo a estar sola..." - susurró el hada de cabellos cárdenos mientras observaba el viejo amuleto que portaba al cuello.

En el mundo, el alba comenzaba a despuntar iluminado levemente los bosques oscuros, y el rocío de la mañana perlaba la melancolía de las lápidas...

En aquellos instantes, Zolsaihan se alzó ante el horizonte purpúreo que se iluminaba a su paso y sintiendo como el Sol comenzaba a debilitar su naturaleza siniestra, continuó su viaje en busca de la salvación... sin rumbo, pero en compañía del misterioso amuleto. Lejos del castillo onírico, marchó la princesa de los cuentos de hadas siguiendo el camino de las nieblas y los delicados perfumes de las flores como malva.

Una bandada de espectros ocultos en blancas bautas despidió a su ilustre reina mientras lloraban constantemente. En el tapiz del firmamento, el crepúsculo enlutaba de nuevo la atmósfera de una laguna muerta de tristeza, cuyas aguas aumentaban su caudal en llanos iracundos.



Y el bosque se hundió para siempre bajo las lágrimas de los espectros...

3 comentarios:

Sopor eterno dijo...

Y en la oscuridad de mi corazon.....


Me quedo muerta Zol, cada dia me sorprendes mas.

pienso que.. dijo...

a veces te sale un lado siniestro que me da miedo:P jejejeje.

Aún así es un texto fantástico para empezar un sábado nocturno...

Besitos

xianseng dijo...

Sorpresa!! he vuelto!!

ya te contaré que tal ha sido el viaje.

Oye ya me explicarás como te inspiras para escribrir estas cosas eh??