jueves, enero 05, 2006

Apegado al Tiempo

Os contaré una antigua parábola india...

Un gran santo, Narada, iba hacia el paraíso. Solía viajar entre la tierra y el paraíso. Era como el mensajero que unía ambos mundos; hacía de puente.
Se encontró con un anciano sabio, ya muy mayor, que sentado bajo un árbol repetía su mantra. Había estado repitiendo su mantra durante muchos años y muchas vidas. Narada le preguntó:
-¿Te gustaría preguntar algo?¿Quieres que le transmita algún mensaje tuyo al Señor?
El anciano abrió los ojos y dijo:
-Pregúntale sólo una cosa: ¿cuanto más tendré que esperar? ¿Cuánto más? Dile que es demasiado. He estado repitiendo este mantra durante muchas vidas, ¿cuánto tiempo más tengo que seguir haciéndolo? Estoy cansado de él, estoy aburrido.
A lado del anciano sabio, debajo de otro árbol, había un joven con una ektara, un instrumento de una sola cuerda, tocándolo y bailando. Narada le preguntó en broma:
-¿Te gustaría saber cuánto tiempo te queda para iluminarte?
Pero el joven ni siguiera se molestó en responder.
Siguió bailando. Narada volvió a preguntarle:
-Voy a ver al Señor. ¿Tienes algún mensaje para él?
Pero el joven se rió y siguió bailando.
Cuando Narada volvió unos días después, le dijo al anciano.
-Dios ha dicho que tendrás que esperar al menos tres vidas más.
El anciano se enfadó tanto que arrojo el rosario de cuentas lejos de sí. ¡Tenía ganas de pegar a Narada! Y dijo:
-¡Esto no tiene ningún sentido! He estado esperando tanto tiempo, y he practicado todo tipo de austeridades. he cantado, he ayunado, he hecho todos los rituales. He cumplido todos los requisitos. Tres vidas; ¡es injusto!
El joven seguía bailando bajo su árbol y estaba muy contento. Narda tenía miedo, pero se le acercó y le dijo:
-Aunque tú no hayas preguntado nada, yo inquirí por mi propia curiosidad. Cuando Dios dijo que al anciano le quedaban todavía tres vidas, pregunté por el joven que bailaba a su lado y tocaba la ektara. Y dios dijo:
"Ese joven tendrá que esperar tantas vidas como hojas hay en el árbol bajo el que baila"
Entonces el joven comenzó a bailar aún más deprisa y dijo:
- ¿Tantas vidas como hojas hay en este árbol? Entonces ya no estoy muy lejos, ¡es como si ya hubiera llegado!, piensa en todos los árboles que hay en la tierra. ¡Compara! Estoy muy cerca. Gracias por haber preguntado.
Y se puso a bailar otra vez. Y la historia cuenta que instantáneamente, en ese mismo momento, el joven se iluminó.

Zolsaihan: yo te pregunto.... ¿Que son 6 años de espera?:P
Cita: Todo me dice que estoy a punto de tomar una decisión equivocada, pero los errores son una manera de reaccionar. ¿Qué es lo que el mundo queire de mí?¿Que no corra riesgos?

4 comentarios:

Raquel S. C. Font dijo...

Fui a comprar futuro al súper. Me dijeron que estaba en "congelados".
Me haces pensar, ¿eh? =)
No son nada, nada. Si luego al final el tiempo acaba pasando más rápido de lo que querría...

pienso que.. dijo...

uiuiui.. seguro que este post es uno de los consejos "subliminales" o parábolas que escribe a sus amigos zolsaihan... ejemmm ejemmm...

Aún así me ha gustado.

Nayala dijo...

Me gusta la historia, y me cae muy bien el chico q canta y baila.
El Canta, Ora dos veces.
Saludos
Nay

Zolsaihan dijo...

^_^ piruleta: Espero que te haya servido..

Pienso que...: Tenias razón.. algo de adivino tienes...

Nayala: Me alegro que te haya gustado. ^_^ Estoy contigo... es una manera muy bonita de enfocar nuestra existencia...nuestra vida... Por qué y para qué