sábado, febrero 04, 2006

Carencia de algo…

No es fácil marcharse cuando llega el momento.
Nadie quiere decir adiós. Ir y venir es la naturaleza de nuestras vidas, pero todos pensamos que estamos aquí de manera permanente, y que las cosas también lo están, tanto si se trata de una casa, de las relaciones, o de una etapa de la vida. No tenemos ni idea de qué nos traerá la siguiente etapa, persona o momento. Construimos ideas, creencias, sueños y fantasías a fin de asegurar el futuro. Aunque eso es natural, lo cierto es que en el fondo, basamos nuestras esperanzas en meras ficciones. Y lo sabemos, y por eso vivimos con esperanzas, temores, preocupaciones y expectativas.
Cuando nuestros corazones y mentes están presentes en el momento, no hay lugar para proyectar temores hacia el futuro o para que aparezcan recuerdos del pasado. Este momento siempre es suficiente en sí mismo.
Zolsahan: ...esta semana he sentido un vacío, una sensación extraña, como si me faltase algo.Os hecho de menos...
Cita: Para vivir en plenitud era preciso estar en constante movimiento, y sólo así cada día era diferente del anterior.

1 comentario:

Mala LUA dijo...

a mí decir adiós, o empezar nuevas etapas, me cuesta... aunk siempre estoy cambiando, luego siento mucha nostalgia, como si siempre el pasado fuera mejor... y cuando era presente no lo veía así..