viernes, febrero 24, 2006

Como el cielo vacío, carece de límites,
pero está en su lugar, siempre profundo y
Cuando tratas de conocerlo, no puedes verlo.
No puedes agarrarlo,
pero no puedes perderlo.
Al no poderlo tomar, lo tomas.
Cuando callas, habla;
cuando hablas, calla.
El gran portón esta abierto de par en par para
y ninguna multitud bloquea el camino.


Cita: Estás tan obcecada en llegar que olvidastes lo más importante: es necesario caminar.

3 comentarios:

kaòtika dijo...

Más o menos lo que me pasa a mi.

Raquel S. C. Font dijo...

Llevaba un montón de tiempo sin pasarme por aquí O_o''' (Nada que decir)

Zolsaihan dijo...

^_^ ains.. que sorpresa... lo necesitaba ^_^ me siento mejor. gracias por la visita.