sábado, febrero 25, 2006

Consuelo

... Tan solo han hecho falta 629 días para que nuestros caminos se volvieran a cruzar.
3 metros... asombro, confusión, no se que hacer, como actuar, que decirte, ya sabes como me siento...
2 metros... nerviosa, mi corazón late con fuerza, rápido, empiezo a temblar... (fundamentabas mi alegría, albergabas mi corazón y eras motivo de mi respeto) yo te fallé y eso llevaré el resto de mi vida...
1 metro... Recuerdos de tí (tu me enseñaste lo que sé) siento nostalgia de aquellos días en que fundamentabas todas aquellos pensamientos sobre la vida, me enseñaste el camino que a duras penas he seguido y que ahora más que nunca he retomado...

Otra vez cara a cara...; Tu indiferencia se me clava en el corazón, me duele, sigo temblando, apenas puedo pronunciar bien...
Anhelos de tomar juntos otra taza de té, de llegar mal a tu casa y salir asombrada, más feliz que antes. y con mil dudas y pensamientos que me ayudarán a mejorar como persona, determinarán mi persona, mi alma.. Nadie puede vivir sin un trozo menos de corazón aunque ese trozo me duela, siempre seguirá conmigo...
Cuando alguien encuentra su camino, debe tener la suficiente sabiduría para percibir los pasos equivocados. Las decepciones, las derrotas y el desánimo son instrumentos que Dios utiliza para mostrar el camino.

2 comentarios:

qts dijo...

Ver tu nombre en el comentario de mi blog me ha producido una sensación muy grata en un momento en que estaba necsitado de algo así.
Solo tu nombre escrito... ¿qué será pronunciarlo?
Un beso intenso y gracias.

Zolsaihan dijo...

^_^ al igual que has sentido tu, en mi caso yo he sentido ese beso intenso que también necesitaba en un momento que deseaba que sucediese de una manera y que luego fue totalmente distinto...