domingo, marzo 05, 2006

El Domingo de Nelkita

...Los malos deseos, las malas maneras de vivir los deseos, es que, se dese o se deplore, creemos que nos animalizamos (lo cual es imposible: sólo podemos deshumanizarnos puesto que no podemos encontrar los buenos instintos perdidos que ya no están en nuestra naturaleza liberada), es que intentamos desesperadamente ser un ángel en continua lucha contra un animal, en lugar de ser simplemente un hombre.

...El ser humano civilizado, preso de los deseos inútiles o malos, es menos libre que el primitivo, simplemente porque su liberación de las estercheces moralistas le encadenan a las estrecheces de las costumbres y de la publicidad. Más que el hombre primitivo, el hombre civilizado necesita aprender, necesita ser liberado, o más bien necesita liberarse a sí mismo a través de un control que nadie le enseña o le explica. La paradoja es que debería tomar ejemplos de los miembros de civilizaciones que él juzga "inferiores" y que no obstante son más equilibrados ya que respetan mucho más la naturaleza. ¿No se encuentran en Oriente, con el yoga y el budismo Zen, los maestros del auto-control? También podemos encontrar equivalentes en nuestras tradiciones: nuestros antepasados han conocido este auto-control, antes de convertirse en puros intelectuales y en técnicos, discípulos sin saberlo de Descarte. Es cierto que esto ha permitido un progreso real de la civilización, pero en la degeneración del hombre, asociación que de ninguna manera era obligatoria, y de la que tenemos que desembarazarnos ahora si no queremos perecer.
Como conclusión... La colmena es buena para la abeja mientras que nuestra sociedad es cada vez más nociva para el hombre, y no solamente por la polución del medio, sino más aún por la degradación de las relaciones humanas. La solución no está en la vuelta al pasado, ni en la anarquía, ni en una destrucción revolucionaria sistemática, sino en la referencia al sentido de la historia, desarrollo cultura de nuestra naturaleza. No se trata de oponerse al progreso sino de hacer que sea un verdadero progreso para el hombre. Se trata reconocer que nada es malo a condición de que este bien orientado, en relación al progreso de la persona bajo sus dos aspectos, individual, y social.
Cita: Tenemos que estar siempre preparados para las sorpresas del tiempo.

5 comentarios:

chocoadicta dijo...

Ciertamente como dices no se trata de oponerse al progreso pero no estaría mal que éste fuera la causa de nuestro mejor vivir, de nuestro mejor futuro y no la causa de una destrucción masiva. No se trata de ser alarmistas ni nada por el estilo pero habría que repensar algunas cosas...
Un post interesante, con una igualmente interesante reflexión.

Zolsaihan dijo...

Que ironía cuando escuchas decir que cada vez se viven más años... >_< ¿Será cierto?

Mi abuelo tiene 86 años (nació en una época donde no había tantos "avances" :P jeje) ¿llegaré yo como él a los 86 años?

Gracias por tu visita y tu comentario Chocoadicta...

Zolsaihan dijo...

ui se me olvido...:P

Señorita [Estás agregada a mis favoritos :P]


http://del.icio.us/zolsaihan

pienso que... dijo...

Ains si es que los post de mi nelkita son los mejores..:P chincha zolsaihan...


Soy un admirador de Nelkita ella ha vuelto a poner rumbo a mi corazoncito.. jijiji

Nelkita dijo...

Gracias chocoadicta,Zolsaihan, Pienso que..por vuestras palabras, ellas también me ayudan a poner rumbo a mi corazoncito :).Besitos golosos.Muak.