domingo, marzo 19, 2006

El Domingo de Nelkita

¿Que mirada ofrecer a los demás?
Una mirada no apegada a los sentimientos, una mirada objetiva, una mirada que no juzga, que no seduce, que no desea ni ambiciona, ni rechaza. ¿Cuál es la verdadera mirada del Buda o del Bodhisattva?
La mirada está profundamente transformada después de zazen. Todo el cambio de personalidad queda traducido en ella. Lo importante es conversar un estado de espíritu apacible. La mirada, la cara, la sonrisa lo reflejan y lo comunican. El lenguaje debe ser la expresión de esta actitud de espíritu. El silencio es más a menudo preferible, pero cuando debamos hablar, hablemos sin pasión, sin orgullo y sin miedo. No digamos tonterías, expresemos palabras de compasión, palabras verdaderas inspiradas por el dharma. El Maestro Dogen, en el Shobogenzo, habla de estos Fuse:
Aigo son las palabras amables, afables. Rigyo consiste en rendir servicio. Finalmente, hay que dar a los demás un sentimiento de seguridad, de confianza y de paz a través del cuerpo, por la expresión de la cara, con la mirada, con las palabras.
Tal es el verdadero Fuse Moshotoku, que no espera nada en compensación.
"Penetrar la Vida no es fácil ni difícil,
basta con que no haya ni amor ni odio,
ni elección ni rechazo."
Cita: Todos nosotros vivimos en nuestro propio mundo. Pero si tú miras hacia el cielo estrellado, verás que todos estos mundos diferentes se combinan, formando constelaciones, sistemas solares, galaxias.

2 comentarios:

V.B. dijo...

Excelente texto!

pienso que.. dijo...

ains que ganas tenia de volver a leerte.. una semana sin escribir..¬¬ correos esta fatal..