jueves, marzo 23, 2006

Il Piacere e la Bellezza

El placer la belleza como subversión, incluso del poder y de las religiones. El placer y su búsqueda como derecho del hombre.
El tatuaje y el piercing, aunque actualmente ya no representa una subversión, nacieron con este propósito, como una búsqueda de belleza provocadora, un desafío al sistema y, en pueblos primitivos, un ornamento, un emblema o una provocación a otras tribus. El adorno del cuerpo como búsqueda de una belleza personal e individualista.
Cuando se habla de la belleza en esta sociedad siempre aparece el concepto de tema liviano y poco profundo, cuando en realidad la belleza es provocadora, es el arma de esplendor del hombre, ya sea buscada con un carácter realista o bien con uno más abstracto.

Después de la muerte de su madre, Vassilia vivió humillada y despreciada por su nueva madrastra y sus dos hijas, hasta que un día se adentró en el bosque donde decían que vivía la bruja Baba Yaga.
Cuenta la leyenda que la madrastra mandó a la muchacha a casa de la hechicera a por una antorcha de abedul y, una vez atrapada por la anciana, ésta le hizo realizar trabajos imposibles y la tuvo presa, hasta que un día escapó llevándose consigo una calavera de ojos ardientes. Cuando volvió a casa de su madrastra ésta se la arrebató de las manos, la calavera fijo los ojos en la madrastra y sus hijas, y las tres ardieron.
Pero lo cierto es que Vassilia buscó a la vieja bruja del bosque para conocer los poderes ocultos, trabajó para ella y se instruyó en ellos. Luego marchó para aprender el arte de la espada y de los tres jinetes: uno blanco que encarnaba la luz solar plena y le regaló es escudo de los reflejos dorados; otro que simbolizaba el sol saliente y le dio la cabeza del dragón para proteger su hombro, y el tercero negro, que era la noche y le entrego la espada de filo plateado. Con todo ello y con sus poderes mágicos, el hada Vassilia se fue del bosque decidida a conocer las tierras más lejanas, pero antes de partir pasó por casa de su madrastra y la arrasó.
Cita: Lo que ahora a alguien no es la inmersión, sino el hecho de permanecer bajo el agua.

No hay comentarios: