domingo, abril 09, 2006

El Domingo de Nelkita

Idílicos paisajes se acercan a un otoño indolente, ya tenemos anclado a nuestros cuerpos la tímida hoja que tanto murmullo declina en las tardes que estarán por venir.
Vendrán horizontes de agua, no tan lejanos a las bellas sirenas que descansan aletargadas en un transparente y anhelado mar. Como un diamante cuantioso, se desliza mi mano a arañar cada momento de calor, de solo, de días anaranjados mezclados con el silencio de las tardes de un verano soñoliento en la más remota persona.
Los aromas de flores se decantarán por las miradas melancólicas, dejando no sé donde alguna cancioncilla romántica escondida en los labios de algún poeta. Y a nostalgia del otoño nos rodea la vida, llevando todos los pensamientos a algún corazón solitario inundado en cenizas del pasado. A flor de piel se nos quedan los sentidos, los sentimientos, viendo cómo pasan los momentos casi sin poder rozarlos, o tal vez deseamos el encuentro ansioso que se declina siempre en nuestros sueños. A penas está por comenzar el otoño, y ya se siente un silencio en las gaviotas majestuosas que alzan mi mirada a su cuerpecillo volátil. Ayer se quedó atrás una linda ventana envuelta de un manto de estrellas y casi de luna llena, también se dijo adiós a un lindo campo de girasoles donde el rico color amarillo iluminaba todo mi cuerpo, así pude contemplar la belleza del sol escondiéndose sutilmente entre las laderas, y el fugaz aroma de una flor que gira todo su cuerpo para hayar el más ansiado rayo de sol. No en vano pasan los momentos, la brisa dulce le pone nombre a los recuerdos y nosotros no somos sino unos caminantes buscando el camino para alcanzar un trocito de luz y sentirla en nuestra piel.
Nelkita: El objetivo de tu cámara capta con delicadeza tus más profundos deseos...
Cita: Tenemos que olvidar lo que creemos ser para poder ser lo que realmente somos.

1 comentario:

pienso que... dijo...

fiu... pero que suerte tienes Zolsaihan ¬¬ de tener una musa como Nelkita.

Texto precioso con foto preciosa.