sábado, mayo 06, 2006

El Domingo de Nelkita

Todas las noches me hacía el dormido para que vinieses a mi habitación y así poder sentir aquel beso tan especial, el beso de buenas noches...
Recuerdo como todas las mañanas me levantabas para ir al colegio aguantando mis pataletas y mis "excusas para no ir". Pasabas horas en la cocina para tenerme siempre lista la comida y poder así estar bien alimentado. Trabajaste duro para darme las mejores clases de Idiomas, de Música, de Arte,..horas extras para que no me faltase ropa ni calzado, y con la llegada del invierno cada vez que me pusiese aquel abrigo, sentiría el calor de tu abrazo. Espero no haberte defraudado, siempre he intentado hacer el bien sobre todas las cosas y aunque la vida no me ha ido como deseaba me siento bien de haber tenido un papel "pequeñito" pero importante en esta vida.
La madre perdona siempre a un hijo, por muy egoísta que sus actos hayan sido. Quiere a un hijo más que a la vida misma y daría todo por el/la. Está orgullosa de él.
Ahora que ya no estas, no hay noche que no eche de menos aquel beso. Mi soledad es combatida con todos aquellos momentos en los que estuviste a mi lado, dándome tu cariño desmesurado, queriéndome como nadie me ha querido nunca. Mi tesoro has sido tu, y siempre lo serás... Te quiero mama.


¿Si alguien me pregunta como era mi madre? YO DIRÉ, LA MEJOR...

...feliz día de la madre
Zolsaihan: José es un viejo carpintero jubilado, vive sus últimos días en compañía de un chucho recogido en la calle y de una asistenta que de vez en cuando le visita para asearle y ver que todo está bien.
Cita: En todos los momentos de nuestra vida existen cosas que podrían haber sucedido y terminaron no sucediendo. Existen instantes mágicos que van pasando inadvertidos y, de repente, la mano del destino cambia nuestro universo.

6 comentarios:

qts dijo...

El post es magnífico y la cita última es, para mi, real.

Un beso despues de algun tiempo sin besarte.

Zolsaihan dijo...

qts que sorpresa! gracias. Ahora dispongo de poco tiempo para algunos asuntillos aunque siempre se encuentra un Hueco para disfrutar de los poemas de qts ^^

También para recordar a l@s viej@s amig@s... aunque para algun@s siempre...

.Marfil. dijo...

Un intercambio justo para enmendar el error de tomar la decisión de engendrar la vida sin saber a quién, sin ser el agente apropiado para otorgarla, desconociendo la naturaleza de la vida, si carece de sentido, o si quiera si es posible darle un propósito.

Lejos de la visión de amor en dar la vida, no se puede elegir sobre lo que no se comprende ni controla, y ello precisamente nos sucede con la vida. Crear a alguien, solo porque sea en un útero, no deja de ser tan negligente como construir un frankestein.

Dejo claro que no considero a la vida un mal; pero la exaltación a la procreación como un acto de amor, debiese ser una decisión tan o más cuestionable que dar la muerte a alguien.

Andiara dijo...

¿Error engendrar una vida?
Yo diría lo contrario...¿puede haber algo más hermoso? Y claro que sin saber a quien, eso es lo que lo hace mejor, crear una vida, darle amor, verla crecer, enseñarle, etc... Y todo ello sin esperar nada a cambio, sea cual sea el resultado, quizá por eso si se puede considerar un acto de amor, altruismo...llámalo como quieras. Quizá el sentido de la vida es precisamente eso, crearla.

Zolsaihan dijo...

Son comentarios muy interesantes los dos; el corazón tiene una función científica marfil, pero también tiene una función aún más importante que es amar ^^"... lo mismo pasa con la vida, la ciencia es importante pero la vida en si es aún más importante ^^"

En que en el cuento de el Mago de OZ el hombre de Hojalata tenía corazón y él no lo sabía aunque en ningún momento pareció que no lo tuviese :P, y en el caso de mi marfil,... ¿Sábes que tienes corazón? Jijiji

.Marfil. dijo...

Repito que no considero a la vida un mal. Es que me leo, y suena realmente feo lo que digo, pero continuo considerando lo mismo; y es que más que un pensamiento o una opinión, es solo una consideración.

Cuando se desconoce tanto, pero tanto, del mundo, de la realidad y la vida; y no tenemos recato en tomar nuestras propias decisiones, porque mal que bien ya estamos y no tenemos de otra que intentar salir bien librados de la existencia (Con buen ánimo diría yo, y con una linda cita que leí en este mismo blog:
El miedo existe hasta el momento en que lo inevitable sucede. Después de esto, no debemos perder nuestra energía con él.

Sin embargo, no considero que seamos el ente apropiado para decir quien vive o quién no. Dar la muerte o negar la libertad, ¿quién podría hacerlo sin equivocarse, si es que hacerlo no es ya de por sí un error, cómo saberlo?, Dar la vida, ¿con que criterio, cuál es el motivo?, compartir con alguien?, pero si ese alguien no existe!. También hay que tener en cuenta lo que es la existencia, y la vida como una existencia corporal; y es que sumando, cada vez son más los factores negativos: Decidir sobre alguien que ni siquiera aún es, darle una vida limitada a la condición humana: Sentirá envidia, rencor por sus solos genes, verse limitado a una existencia endeble, en un mundo hostil, de enfermedades, guerras, pobreza.

Y al final, después de todo, qué importa lo que nosotros pensemos, si lo que realmente importa es lo que pensará la persona engendrada; y ello, es aún más desconocido y ni siquiera nuestro asunto. Se esta engendrando una vida, y si alguien me diera un motivo consistente comprendería el por qué hacerlo, pero mirar a alguien a los ojos, y decirle que lo único que se sabe a ciencia cierta de la vida es que acaba y algún día morirá, sin saber por qué o para qué, y menos por qué lo traje a eso, es solo un acto egoísta, demasiado egoísta, que los sentimientos y emociones nos impiden ver con claridad.