domingo, junio 11, 2006

El Domingo de Nelkita

A veces recibimos el poder de decir sí a la vida y a nosotros mismo. Entonces nos llenamos de paz y nos sentimos completos.
¿A qué dices por completo sí en tu vida? Si no hay nada, elige algo con lo que te gustaría poder hacerlo. Imagina que estás delante de ello (una persona, un animal, una planta, una situación) ¡y mentalmente di sí! ¡Libérate de todas tus reservar! Siente que te extiendes como el ramaje de un gigantesco árbol.
Encuentra mañana alguna otra cosa con que hacerlo. Cuando realizas esta práctica con regularidad, ocurre algo maravilloso. Al cabo de poco te encanta cómo te hace sentir. Empiezas a practicarla en el lugar más inesperado, con personas a las que acabas de conocer. Y cuando la domines bien, incluso podrás hacerla con alguien que te esté haciendo pasar un mal rato. Ahora estás en un camino que te conduce a algo especial. Esa forma de ser no tiene por qué aplicarse sólo a algo en particular. En realidad te estás preparando para decir sí a la vida (¿Acaso hay alguna otra mejor oración o bendición?)


Cita: Dios nos da un martillo para esculpir, otro día pinceles y tinta para pintar un cuadro, o papel y lápiz para escribir. Pero nunca seré capaz de usar martillos en telas, ni pinceles en esculturas. Así que, a pesar de ser difícil, tengo que aceptar las pequeñas bendiciones de hoy.

2 comentarios:

natzan dijo...

Engañanchado a tu blog. y no hay forma de quitarme tu adicion.... gracias por los pinceles de tus palabras que dejan la marca de tu color. abrazossss

Zolsaihan dijo...

^^ me has sonrojado ains.. Formas parte de el blog, cuando escribes te van apareciendo muchas ideas y sentimientos por la cabeza, trocito a trocito vas cogiendo lo que mas te gusta de los blogs, de los amigos, de la vida en general y luego escribes...

Gracias a ti y a todos