miércoles, agosto 02, 2006

Poema

Dentro y fuera se complementan aunque son independientes,
funcionan de distinta forma pero en armonía.
La forma difiere en sustancia y también en apariencia.
Los sensatos distinguen entre el placer y el dolor.
En las tinieblas, lo alto y lo medio se confunden:
pero a la luz todas las cosas se muestran.
Los cuatro elementos retornan a su Origen
como un niño vuelve a su madre.

El fuego abrasa, el viento corre,
el agua moja, y la tierra es sólida.
Los ojos ven y los oídos oyen,
huele la nariz mientras la lengua saborea lo salado y lo agrio.
Todos independientes
pero en armonía con sus afines.
La raíz es causa de las hojas
pero ambas, raíz y rama retornan al Uno.

Lo alto y lo bajo son relativos,
en la luz hay oscuridad
Y confrontadas no pueden ser comprendidas.
En la oscuridad está la luz no representada,
Porque no puede ser encontrada.
La luz y la oscuridad van juntas
como un pie va delante y otro detrás al caminar.
Cada cosa tiene valor intrínseco
cuando se relaciona con otras cosas a través de la función y el lugar.

La vida ordinaria y lo Absoluto se complementan
como una caja y su tapa.
Lo Absoluto encuentra su función junto a lo relativo
así como dos flechas se encuentran en el aire.
Oíd y conoced la Gran Realidad.

No juzguéis según vuestros patrones.
Si no advertís la Senda delante de vosotros
¿cómo podéis ver donde ponéis los pies?
Iluminado, el Camino no está ni cerca ni lejos.
¡Pobre iluso!, quedan muchas montañas que escalar
y ríos por cruzar.

Con todo mi respeto os digo a los que buscáis:
No perdáis un momento ni de noche ni de día.

1 comentario:

JJ Morales dijo...

Atrapado
en el sin sentido
de los sentidos
vaya a donde vaya
no voy en ningún sentido.
El exacto sentido
la perdida de los sentidos
en el interno camino a uno.