viernes, noviembre 17, 2006

Espacio en Blanco

Al principio tomé como maestro a mi maestro.
Después tomé como maestro las Escrituras.
Al final tomé como maestro mi espíritu.

5 comentarios:

el brujo don carlos dijo...

Y por último abandoné a todos los maestros porque comprendí que no había nada que aprender

chupachups_morados dijo...

No estoy de acuerdo con el brujo don carlos. Siempre se es ignorante =)

Raquel S.C. Font dijo...

El último comentario soy yo XD

pienso que.. dijo...

…las imágenes vienen y van. Entre todas ellas, Una piruleta roja aparece delante mía, alzo la mano e intento tocarla pero ella siempre se aleja más y más...

En antaño la quise cuidar pero ella solita supo cambiar, transformándose ya en piruleta casi adulta, su vida sigue sin parar...

feliz viaje piruelta mía, segura debes estar, pues, aunque piense que sola estás, alguien siempre tendrás.


PD: aunq yo soy fans incondicional de NELKITA (pa k n s pong celos-A) jejeje
PD1: El espíritu nos enseña, siente y nos hace ver, sentir y pensar :P

Faba dijo...

siguiendo los pasos