domingo, julio 30, 2006

El Domingo de Nelkita

La flor nace con un velo de fina pelusilla en su cuerpo, el que pierde junto con las alas de su nacimiento.
Así deja su angelical presencia y nace a su juventud, su estatura varia desde un metro con 60cm hasta dos metros, sus hojas la convierten en un paraíso color verde juventud por el lado de su haz, y por el envés cubre su pudor con un velillo blanco que la hace mirar angelical y modesta bajo la neblina de esa nube que la envuelve a las miradas indiscretas.

Mujer, Flor, En la primavera renaces a la vida y de ti brota la presencia de tu feminidad en forma de ramillete de flores color azul claro o lila seductor, Mujer y Romero, nube de milagros que estas hecha para la mágia con tus aromas y mieles de encantos, para atraer seres celestes y con ellos ser polinizada y fecundada, naciendo al amor, en tu tálamo nupcial que esta guardado por puertas secretas que enciarran tu virtud, lo primero que vemos es tu cáliz el cual esta cubierto púdicamente por los labios y una corola labiada, la cual con el labio superior que se erecta abre camino entre dos lobulos inferior queda envuelto por tres celosos guardianes que son los que fabrican los aromas que conducen a tu paraíso, donde se extraen esencias, extractos estimulantes, y perfumes que apasionan, así naces embrujando con tu esencia de flor y mujer, así serás una virgen madre en la enfermedad con una vida que dulcifica, tu das en la cocina de la vida el conocimiento que hace dioses. Romero don de Mujer hecha flor.
Cita: El coraje es el don más importante para quien busca el Lenguaje del Mundo.

jueves, julio 27, 2006

Pensamientos...

Las palabras son olas y el viento.
Pérdidas o ganancias, los actos.
olas y viento se levantan fácilmente.
Pérdidas y ganancias fácilmente nos acosas.
Palabras pérfidas y frases extremadas
son el único origen de la cólera.
El animal que muere no elige su grito.
el odio inflamado en su pecho
despierta el odio del que lo ha cazado.
Cuando uno se excede en exigencia,
el otro responde con contrariedad.
Si uno ignora su propia reacción,
¿cómo va a prever cuál es el fin?
Un antiguo proverbio dice:
"No te apartes de las órdenes,
No te empeñes en el éxito.
Sobre pasa la medida es excederse".
Si te apartes de las órdenes,
y te empeñas en el éxito,
Vas directo hacia el peligro.
Lo bien hecho necesita tiempo.
lo mal hecho es irreversible.
¿Cómo no ser prudente?
Deja que tu corazón libre vague entre las cosas; entrégate a lo inevitable.

martes, julio 25, 2006

Mi Viaje

Acompañada siempre por la Luna, ella me aconseja que sendas he de cojer para poder perderme en este mundo. Y así, realizar el viaje tan esperado...

Como mujer en marcha sobre esta tierra que gira... voy también, como todos, caminando dentro de mí misma...[Zolsaihan: Sigo de viaje... próximo destino, Maro.]
Cita: La historia cambiará cuando podamos usar la energía del amor, igual que usamos la energía del viento, de los mares, del átomo.

domingo, julio 23, 2006

El Domingo de Nelkita

Causa y efecto de nuestras semillas.
Nuestra vida, nuestro karma, se consideran en él la maduración de una cadena de semillas que hemos ido sembrando. Cuando sembramos semillas nocivas, crecen árboles enfermizos. A veces esas semillas se han sembrado hace tantos años que ya ni siquiera nos acordamos, pero las condiciones están ya dispuestas, el fruto de la semilla acabará apareciendo con toda certeza.
Cuando buscamos amor y no logramos encontrarlo,puede deberse a que el efecto de nuestro hambriento y complicado karma está madurando. Al dirigir la atención hacia uno mismo, al modo en que tratamos al mundo y, de hecho, a todas nuestras acciones, por muy importantes o insignificantes que sean, empezamos a ocuparnos de las semillas que estamos sembrando en la actualidad. Ya no necesitaramos vagar por el mundo buscando el amor que nunca podremos tener.

viernes, julio 21, 2006

Falta de Visión

Era una mujer que amaba inmensamente a su marido. Lágrimas fluían incesantemente por sus mejillas en el momento en que el marido la abrazó para despedirse, pues emprendía un prolongado viaje.
-Te echaré de menos cada minuto- dijo la mujer al separarse de su amado marido.
-Volveré en cuanto pueda- dijo el hombre.

Partió el marido y la mujer, entristecida, fue a pasear por el bosque. Sentada en la hierba fresca de la mañana, escuchó los trinos maravillosos de un cuervo, lo que no podía dejar de extrañar a nadie pues el cuervo emite unos graznidos no precisamente hermosos. Agradada, la mujer dijo:
-Amigo cuervo, creo que es buen augurio que emitas estos maravillosos trinos. ¿Ves mi sombrero de oro? Si mi marido vuelve sano, te lo obsequiaré.
El cuervo se extasió mirando el sombrero de oro, cuyos reflejos eran de gran intensidad al iluminarlos los rayos solares. "¡Que bien!" -se dijo encantado el animal, al que gustaba mucho el oro-. ¡Cómo me gustaría tener un sombrero así!.
Pasaron algunas semanas. El hombre regresó a su casa y se encontraba muy bien. Los esposos, al día siguiente, salieron a pasear por el bosque. era una mañana clara y deliciosa. De repente se escucharon los melódicos trinos emitidos por el cuervo.
-No he olvidado mi promesa, amigo -dijo la mujer.
Y entregó el sombrero de oro al cuervo. El cuervo estaba exultante. Se sentía enormemente feliz, pues siempre había deseado tener un objeto de oro. Sin dudarlo un instante, se colocó el sombrero y remontó el vuelo. No cabía de dicha. Pero desde lejos, el temible halcón vio el oro reluciente. Sin pausa, s lanzó implacable sobre su presa. Con su poderoso pico hirió de muerte al cuervo y le robó el sombrero.
Cita: Por falta de perspectiva y visión panorámica, nos es muy difícil ver lo mejor o peor para nosotros y a veces en el ansiado "néctar" hallamos el veneno.
Zolsaihan: Lo ultimo que sentí fue tu espalda sobre mi pecho, dormida en un profundo sueño esperé duante días el ansiado momento de despertar y volver a sentir tu espalda sobre mi pecho... pero no fue así.

miércoles, julio 19, 2006

Ascetismo

Un e-mail publicado.
Era un hombre muy sencillo, pero de gran santidad. No destacaba por nada que no fuera su simpleza y humildad. AL amanecer se sentaba a la orilla del río y se abismaba en meditación. Su mente se fundía con lo Inmenso y en sus labios destellaba una sonrisa de paz infinita. Pero un día un enjunto asceta le zarandeó para sacarle de la meditación y le dijo:

- Amigo, no te pongas tan santurrón. Meditar, meditar ¿y qué consigues?
- Paz, compasión, unidad...
- ¡Tonterías! ¿De qué te sirve todo eso? Yo en cambio he ganado poderes psíquicos extraordinarios. He mantenido un brazo en alto durante años y durante años me he sostenido sólo sobre una pierna. He ayunado, he cargado rocas, he mirado días y días al sol quemándome los ojos, me he mortificado... Pero, ya ves, he venido hasta ti, desde la otra orilla del río, caminando sobre las aguas. Mis poderes son enormes. Muchos años de penitencia, pero he conseguido poderes sobrenaturales.
- Pero, amigo querido -dijo el santo-, no puedo entender por qué has pasado tantas penalidades cuando por una simple rupia nuestro barquero te hubiera cruzado en su barca.

Cita: La senda falsa es aquella que conduce a apuntalar el ego en lugar de debilitarlo.

domingo, julio 16, 2006

El Domingo de Nelkita

Una vez me contaron..., que los tibetanos siempre han creído en la calidad de la energía que uno genera con su propia mente o ánimo.
La historia cuenta como un Rey había entrado en un insuperable estado de abatimiento. Tan deprimido estaba que no quería oír hablar sobre cuestiones de estado. Todo el día acurrucado en su trono, tan desanimado que los pájaros habían dejado de trinar cerca de él y las flores se marchitaban al instante. Entonces el primer ministro hizo saber que le que mejorara al monarca obtendría una fabulosa recompensa. Ello llegó a oídos de un yogui-ermitaño que vivía en el bosque.
Preparó un frasquito con una sustancia y partió hacia la corte. Pero la noche anterior, en una fonda, cuando le preguntaron al yogui hacia dónde iba, expicó que llevaba un ungüento mágico para sanar al rey. Tal explicación la oyó un pícaro que, naturalmente, codiciaba la recompensa real. Cuando, de madrugada, el yogui dormía apaciblemente, el pícaro se hizo con el frasquito, vació el contenido en otro frasquito y rellenó el vacío con agua. Luego partió corriendo hacia el palacio. Una vez allí, fue conducido hasta el rey. El pícaro le dijo al monarca:
- Aquí está el remedio que os sanará para siempre.
El monarca lo ignoró. Pasaron las horas y no sólo no mejoró, sino que empezó a sentirse más y más abatido. Entonces llegó el yogui. Le llevaron hasta el monarca. También estaba presente el pícaro. El yogui le dio a beber al rey de su frasquito. Poco a poco el rey comenzó a recuperarse y a sentirse muy animado. Ordenó:
- Dad la recompensa prometida a este buen ermitaño.
Entonces el pícaro saltó:
- ¡Pero si yo robé su medicina!
El monarca dijo, dirigiéndose a pícaro:
- Y a ése necio recluirle en la mazmorra.
- Señor -intervino el yogui-, mi recompensa dádsela, por favor, a los más pobres.

Cuando la guardia estaba por llevarse al pícaro, éste le pidió al yogui que se aproximara y le dijo al oído:
- Sacia mi curiosidad. Por favor, ¿qué medicamento había en el frasquito?
- Agua, amigo, simplemente agua - le dijo el yogui al oído.
Cita: Los buenos sentimientos se transmiten y son balsámicos. No dejes de esparcirlos sobre los demás.

jueves, julio 13, 2006

Sin Pastillas

Pastillas para la tos, pastillas para el dolor de cabeza, pastillas para adelgazar, pastillas contra el insomnio..., etc,etc. ¿y los remedios naturales?

Cita: Cumplid, pues, con vuestras obligaciones. Pero éstas jamás han impedido que nadie siga sus sueños. Recordad que son una manifestación de lo Absoluto, y haced en esta vida sólo cosas que merezcan la pena.

martes, julio 11, 2006

Ashtavakra dijo...

Si la liberación es tu objetivo en al vida, entonces evita los objetos de los sentidos como si fuesen veneno y busca la compasión, la sencillez y la verdad como se busca el néctar.
Los objetos de los sentidos son efímeros y lo que de bueno tiene es una huella de la Verdad omnipresente; su búsqueda apasionada empobrece el alma y se convierte en un obstáculo. La palabra "verdad", en este versículo, significa palabras verdaderas.
No eres ni tierra, ni agua, ni fuego, ni aire, ni éter. Sabe que tu Sí (Atman) es Testigo de eso y diferente de eso, si quieres alcanzar la liberación
Este versículo es un texto para la meditación. Si ésta es ardiente, la servidumbre, ilusoria como una autohipnosis, puede acabarse.
Si cesas de identificarte con tu cuerpo y permaneces en reposo en l Inteligencia, gozarás de una felicidad inmediata, la paz eterna y la liberación de tu servidumbre imaginaria.
Tú (como Atman) no formas parte ni de los brahmanes ni de las demás castas, y tampoco perteneces a las cuatro etapas de la vida. No eres un objeto de percepción de los sentidos, tú eres el único Testigo, dependiendo por naturaleza y sin forma. ¡ Se Feliz!


Las cuatro etapas de la vida son el Brahmacharya (la vida de estudiante), el Grihasthya (la vida de cabeza de familia), el Vanaprastha (la vida de anacoreta) y el Samnyasa (la vida de renunciación)
¡Oh Realidad omnipresente! Virtud, vicio, placer y dolor, son estados de la mente y tu Sí es independiente de ellos. Tú no eres ni el que actúa ni el que goza; tú eres siempre libre...
Cita: Todo ser humano sabía, inconscientemente, que existía un puente hacia lo invisible al alcance de sus manos, por el que podía pasar sin miedo.

sábado, julio 08, 2006

Una lágrima del Sol

Mire donde mire solo veo felicidad.
Para que el mal triunfe
solo es necesario
que los hombres de bien
no hagan nada.
Cita: En las manos de cada personas Dios colocó un Don, el instrumento que Él usaba para manifestarse al mundo y ayudar a la Humanidad.

miércoles, julio 05, 2006

Mirada Oscura

Mire donde mire solo veo tristeza...

Como gotas de rocío
sobre una hoja de loto
quiero desaparecer.
Caed, pétalos de loto
caed. Y dejad el recuerdo
del aroma.

Cita: Cada ser humano sobre la faz de la tierra tiene un tesoro que lo está esperando.

domingo, julio 02, 2006

El Domingo de Nelkita

El buen caminante no deja huella.
El buen orador no necesita desmentir.
El que sabe calcular no necesita ábaco.
Quien sabe cerrar no precisa candado ni llave
y sin embargo, nadie puede abrir lo que él cierra.
Quien sabe atar no precisa cuerdas ni lazos,
y sin embargo, nadie puede desatar lo que ata.
El Sabio siempre conoce
el modo de salvar a las personas;
por eso, no hay cosas viles para él.
A esto se le llama lucidez innata.
Así, los hombres buenos
son los maestros de los menos buenos,
y éstos, la materia de aquellos.
Quien no estima a sus maestros,
así como quien no ama la materia de que dispone,
yerra gravemente, por mucho que sepa.
Este es el gran secreto.


Cita: La vida esta hecha de nuestras actitudes. Y existen ciertas cosas que los dioses nos obligan a vivir.