viernes, enero 19, 2007

Amor Incondicional

En este día de frío, aún se pueden encontrar a orillas de un Mar Mediterráneo textos que nos calientan el corazón. (Gracias por la historia)
A menudo el guía espiritual hablaba a sus discípulos sobre el verdadero amor, el que no se impone ni exige, el que está libre de actitudes egocéntricas, posesividad o apego. Pero a nadie le es fácil siquiera comprender ese elevado tipo de amor que es más expansivo, altruista y libre. Tampoco los discípulos terminaban de entender qué era realmente el amor incondicional, libre de ataduras y contaminaciones, omniabarcante y desinteresado, basado en la benevolencia y la compasión, capaz de impregnar a todos los seres. Ante la incapacidad de sus discípulos para terminar de comprender sus enseñanzas, el maestro les dijo:
- Mañana haremos todos una larga excursión. Pero antes de venir a buscarme, pasad por la florista y traed una rosa.
Semejante solicitud dejó estupefactos a los discípulos, pero al amanecer y antes de ir a buscar al preceptor, compraron una fragante rosa. Tras reunirse con el mentor, emprendieron una larga caminata, hasta llegar a una zona desértica. El maestro les pidió:
-Fijad la rosa por el tallo en la arena del desierto.
Extrañados, los discípulos así lo hicieron. Entonces el mentor les preguntó:
-Decidme, amados míos ¿seguirá la rosa exhalando su aroma aunque nos retiremos y no haya nadie para olerlo?
-Claro que sí, maestro -repusieron al unísono.
-Otra pregunta, queridos míos, ¿aunque no haya nadie para contemplarla, seguirá la rosa exhibiéndose toda su hermosura?
-Por su puesto maestro, seguirá haciéndolo.
Y el preceptor aseveró:
-Pues así es el verdadero amor. Se exhala aunque no haya nadie para recogerlo e incluso aunque nadie quiera recogerlo.
Cita: El verdadero amor, o sea el amor incondicional y menos egoísta, es una actitud. Cuando uno recupera esa actitud amorosa, su afecto no es unidireccional ni excluyente, sino que se irradia en todas las direcciones y hacia todos los seres, como una maravillosa fragancia que no requiere ser correspondida ni recompensada.

2 comentarios:

pienso que.. dijo...

La inteligencia sin amor, te hace perverso.
La justicia sin amor, te hace implacable.
La diplomacia sin amor, te hace hipócrita.
El éxito sin amor, te hace arrogante.
La riqueza sin amor, te hace avaro.
La docilidad sin amor, te hace servil.
La castidad sin amor, te hace orgulloso.
La pobreza sin amor, te hace orgulloso.
La belleza sin amor, te hace ridículo.
La verdad sin amor, te hace hiriente.
La autoridad sin amor, te hace tirano.
El trabajo sin amor, te hace esclavo.
La sencillez sin amor, te envilece.
La oración sin amor, te hace introvertido.
La ley sin amor, te esclaviza.
La politica sin amor, te hace egolatra.
La fe sin amor, te hace fanatico.
La cruz sin amor, se convierte en tortura.
La vida sin amor, no tiene sentido.


PD: he vuelto!!
PD: Nelkita guapa!!
PD: Zolsaihan :P chincha, aun con buenas palabras jejejej

Nelkita dijo...

Hola Pienso que...Ains pero que nito, me ha encantado.Un besito Guapo...Y a Zol otro,ea,para que no coja pelusilla..jiji.