martes, marzo 27, 2007

El Monasterio de la Comprensión

El sendero de los bambúes comienza en la pradera;
desde la Cumbre del Loto se eleva la ciudad imaginada.

Por la ventana, los tres Chu reunidos;
junto al bosque, nueve corrientes se unen.


Sentados, piernas cruzadas, sobre la hierba fresca,
entre enormes pinos resuenan nuestros cantos.

Residiendo en el vacío, más allá de los principios,
contemplamos el universo esperando no renacer.

No hay comentarios: