sábado, marzo 17, 2007

La Contemplación

Una perspectiva iluminada no distingue entre el ser propio y la totalidad de la existencia. No hay líneas de separación. El enfoque es: "Soy todo lo que percibo; todo lo que es reside en mí".
Éste es un momento para reflexionar sobre la vida, para retirarse de la actividad y del enfrascamiento con la mente activa y para experimentar la naturaleza profunda del desapego sereno.
Retirarse al silencio y a la majestad de la naturaleza llena la copa del ser hasta desbordarla, aligera la mente y da serenidad al corazón. Los sabios saben que hay un buen momento para todo, incluso un tiempo para la contemplación. Ellos aceptan las cosas con naturalidad, tal como son, sin sentir que es necesario realizar mejoras. Con la humildad que les da la impresionante luminosidad y perfección de ser que es el Tao, abordan estas épocas de soledad con profundo respeto.
Mientras vivimos nuestra vida corriendo aceleradamente por la superficie, nunca tenemos la oportunidad de visitar las profundidades. A menudo, vamos de una cosa a otra sin tomarnos un momento para reflexionar acerca de la influencia de cada una de esas cosas tiene en nuestra vida. Haciendo esto, nos privamos a nosotros mismos de la riqueza de la experiencia que tiene lugar cuando nos tomamos un tiempo de pausa en nuestras actividades cotidianas y hacemos balance. Los cambios no son siempre obvios; pueden suceder silenciosamente, como corrientes ocultas desde lo profundo del ser. Nos perdemos mucho cuando nos apartamos del silencio.
Cuando estamos ocupados y preocupados, es demasiado fácil dar la vida por descontado y olvidar que es un don. La buena disposición de participar silenciosamente en el desarrollo rítmico de la naturaleza y de recibir sus revelaciones hará que podamos volver a maravillarnos.
La observación contemplativa nos fortalecerá y nos ayudará a centrarnos. Una vez que hayamos adquirido el don del discernimiento que puede ver a través de cualquier oscuridad, nos resultará posible sentirnos en casa siendo quienes somos, no importan donde estemos.
Cita: Se puede facilitar el espacio contemplativo meditando con un símbolo, con una obra de arte o con la música, con el ritmo de tu propio corazón o con el sonido del silencio.
Perdón por la tardanza...Zolsaihan

No hay comentarios: