lunes, abril 09, 2007

La naturaleza opera en un ciclo continuo de estaciones, y no hay ningún punto en el que su movimiento se pare enteramente.
Sin embargo, se puede sentir una especie de pausa que sucede en la cúspide de estos cambios cíclicos. En el solsticio de invierno, por ejemplo, cuando el periodo de descanso y oscuridad llega a su apogeo, y empieza a reiniciarse la estación de la actividad y de la luz, es como si la naturaleza entera contuviese la respiración por un momento. Tiene lugar un cambio sutil que sólo es perceptible para los que han refinado y expandido su propia sensibilidad para incluir lo que nunca puede ser captado como un momento fijo en el tiempo.
Aunque puede que la nieve todavía cubra el suelo, se está produciendo una activación bajo la superficie de la Tierra que se siente en el núcleo de todas las cosas vivientes. Más adelante, los primeros signos visibles de la renovación de la vida serán apreciables en todas partes. Pero a esos primeros rebrotes frágiles no se les puede apremiar, no importa lo mucho que podamos anhelar la primavera.
A nadie se le ocurre en serio interferir con este ciclo natural; incluso cuando estamos hartos de estar postrados en las estaciones cambiantes de nuestra vida personal, a menudo estamos demasiado preocupados y tenemos demasiados deseos para mantener una visión de conjunto. Estas preocupaciones pueden cegar a la perfección de la naturaleza, haciendo que nos sintamos impacientes y no podamos apreciar que su ritmo es siempre oportuno.Es bueno recordar que ningún periodo de oscuridad dura para siempre, ya sea en el momento o en tu entorno inmediato.
Puede que tengas la impresión de que dura una eternidad una crisis o dificultad que parece haber paralizado todos tus esfuerzos; incluyendo quizás hasta tus esfuerzos por cambiar tus circunstancias.Una vez llegue el momento crucial, el movimiento hacia la renovación y la vitalidad empezará a acelerarse, no importa lo imperceptible que te pueda parecer ahora. Hay un desentumecimiento, una descongelación que es sólo el principio.
Una vez que los jugos de la vida hayan comenzado a fluir de nuevo, tu fortaleza aumentará de forma natural, tu perspectiva será más luminosa, y tendrás más claridad acerca de los sientes pasos que necesites dar.
Cita:El aprendizaje siempre llega cuando estás preparado, y si estás atento a las señales, aprenderás siempre todo lo necesario para dar el siguiente paso.
...para ti, para él, para mi :Zolsaihan

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ten cuidado con mama naturaleza que tu crees que esta parada pero lo que esta es vijilante por si seguimos maltratandola como si de una mujer se tratara ella no nos denuncia se hace notar enseñando sus harmas levemente, porque su harma mas pequeña es muchisimo mas destructiva que la imaginada por el hombre, siempre nos da toques de atencion asta que se canse entonces dara igual que este dormida o de marcha.
ECHATE A TEMBLAR

Anónimo dijo...

hola ... muy hermoso todo lo que escribes, profundo ... nace en mi el anhelo de conocer esa mente que genera tanta belleza ... pero se extingue al darme cuenta que esa mente es también mi mente ... no hay distancia, ni diferencia entre ambas ... unidos por la herencia natural, sólo nos separan condiciones del pasado que se manifiestan ahora ... algún día te escribiré a tú correo para compartir contigo reflexiones sobre la vida, tal vez alguna vivencia ...

Zolsaihan dijo...

[esa mente es también mi mente]

recuerdo la primera vez que entre a la stupa...

observé aquella imagen de los demonios al rededor de buda y dije;

también son los míos... ^^"

Gracias por los comentarios, pacientemente esperaré.

Anónimo dijo...

Nota: Nitin Sawhney - Prophesy...

Futurepostinsideyourheart