lunes, abril 23, 2007

Olor a incienso en mi corazón

Observaba como se consumía aquella varilla de incienso mientras mi alma fijaba la vista al infinito.
Fui por todas partes buscando por un lugar para meditar. No realicé que estaba aquí, en mi corazón. Toda la meditación está ahí, dentro de mi. Nacimiento, vejez, enfermedad y muerte están ahí, dentro de mi. Viajé por todas partes hasta que estuve lista para morir de cansancio. Sólo entonces, cuando me detuve, encontré lo que estaba buscando... dentro de mí.

en el silencio de la habitación, se escucho el sonido de la campana :Zolsaihan

1 comentario:

Xoconoxtle Cósmico dijo...

Me recuerda a aquel legendario cartógrafo japonés. No había globos ni aviones. Todo a pie. El mundo era otro.