miércoles, julio 11, 2007

El Secreto de la Felicidad

Ilusionada por aquel camino que comencé hace años, un día me di cuenta de que aquel camino había desaparecido, o eso creía cuando mire al suelo no estaba.
Los temores que siempre nos acechan con más fuerza se abalanzaron sobre mí y durante un tiempo los he sufrido. Cada vez más no creo en las casualidad, o así me lo demostró aquel maestro con el que una noche hablé y me dijo. El camino siempre está ahí, bajo tus pies; tu mente fue la que no dejó que lo vieses. De ahí mi ausencia, reflejada en este periodo de “estancamiento espiritual”. Espero volver a escribiros pronto. Besos Intemporales.
Dejo un decreto que un sabio maestro dejo como tesoro para la humanidad y que para muchos es la respuesta a la Felicidad.

YO no hablo, ni permito que se me hable nada contrario a la Perfecta Salud, la Felicidad y la Prosperidad.
YO le hago sentir a todo ser viviente que lo considero valioso.
YO le busco el lado bueno a todo lo que me ocurre y a todo lo que veo ocurrir a otros.
YO pienso en todo lo mejor: Espero todo lo mejor: Trabajo únicamente por lo mejor.
YO siento igual entusiasmo por lo bueno que le ocurre a otro que por lo que me ocurre a mi.
YO olvido mis errores del pasado y sigo adelante a mayores triunfos.
YO llevo una expresión agradable en todo momento y sonrío a todo ser que contacto.
YO no tengo tiempo para criticar a los demás, ya que paso tanto tiempo mejorándome.
YO me hago tan fuerte que nada puede perturbar la paz de mi mente.
YO SOY demasiado grande para preocuparme. Demasiado noble para enfurecerme Demasiada fuerte para temer. Demasiada feliz para permitir la presencia de algo negativo.

No hay comentarios: