jueves, julio 12, 2007

«No es lo que entra por su boca lo que contamina al hombre, sino lo que sale de su boca, porque lo que de la boca sale, del corazón procede»

1 comentario:

Angelita dijo...

Es difícil a veces guardar silencio, en el momento indicado.


Saludos,