jueves, septiembre 04, 2008

El Cielo en la Tierra

Con frecuencia puede que te preguntes ¿Qué puedo hacer para traer paz y armonía al mundo?
La respuesta está clara: bajar el cielo a la tierra.

Crear el cielo sobre la tierra significa llevar la luz al mundo, sacralizar lo mundano. Tu camino espiritual tiene sin duda un conjunto de principios con los que vivir tu vida cotidiana. Ahora ha llegado el momento de que te conviertas en un ejemplo viviente de esos principos hasta que consigas que todos los aspectos de tu vida sean una expresión del amor divino.
En otros tiempos, los que querían trabajar en su desarrollo espiritual se retiraban del mundo y entraban en claustros y monasterios. Pero hoy día estamos siendo llamados para intergarnos totalmente en el mundo y así transformar y sanar el planeta. Estamos llamados a vivir en el mundo, no a ser del mundo.
A medida que canalices las cualidades del espíritu en tu vida cotidiana, atraerás a otras personas que están haciendo lo mismo. Poco a poco te darás cuenta de que este proceso está constituyendo una enorme reacción en cadena de modo que, tomando las almaas de una en una, todo nuestro planeta está experimentando un renacimiento espiritual.

Zolsaihan: Dando vueltas de aquí para allá, prosiguiendo mi camino sin olvidarme de vosotros, siempre pido que los rayitos de luz inunden vuestros corazones... Besos intemporales.

domingo, junio 22, 2008

Perseguir la Felicidad

Pensamientos en una tarde de playa..
¿Qué entienden ustedes por felicidad? Algunos dirán que la felicidad consiste en obtener lo que deseamos. Uno desea un auto, lo obtiene y es feliz. Desea un sari o alguna otra indumentaria; deseo ir a Europa y, si puedo hacerlo, soy feliz. Quiero ser el más grande de los políticos y, si lo consigo, soy feliz; si no lo consigo, soy desdichado. Así, lo que ustedes llaman felicidad es obtener lo que desean, el logro o el éxito, llegar a ser nobles; en una palabra, conseguir alguna cosa que desean. En tanto deseen algo y puedan obtenerlo, son perfectamente felices, no se sienten frustrados; pero si no pueden conseguir lo que desean, comienza la infelicidad. Esto es lo que nos interesa a todos, no sólo al rico y al pobre. Tanto el rico como el pobre desean obtener algo para sí mismos, para su familia, para la sociedad; y si algo les impide hacerlo, si algo les detiene, se sentirán desdichados. No estamos discutiendo esto no decimos que los pobres no deberían tener lo que desean. Ese no es el problema. Estamos intentando descubrir qué es la felicidad y si la felicidad es algo de lo cual estamos conscientes. En el instante en que estamos conscientes de que somos felices, ¿es felicidad eso? Tan pronto tenemos conciencia de que somos felices, eso ya no es felicidad.
En el momento en que tenemos conciencia de que somos humildes, no somos humildes.
Así pues, la felicidad no es cosa que podamos perseguir: llega. Pero si la buscamos, nos evadirá.

Buscamos la felicidad por medio de cosas, de pensamientos e ideas a través de la relación. Por lo tanto, se vuelven sumamente importantes las cosas, la relación y las ideas, no la felicidad. Cuando buscamos la felicidad por medio de algo, ese algo adquiere un valor mayor que la felicidad misma. Formulado de esta manera, el problema parece simple y es simple. Buscamos la felicidad en la familia, en la propiedad, en el nombre; entonces la propiedad, la familia, la idea, adquieren extrema importancia, ya que la felicidad es buscada a través de un medio; de esa manera, el medio destruye el fin. ¿Puede la felicidad hallarse a través de algún medio, de alguna cosa hecha por la mano o por la mente? ¡Es tan obvio que las cosas, las relaciones y las ideas son impermanentes, que siempre terminan por hacernos desdichados!... Las cosas son impermanentes, se gastan y se pierden; la relación constituye una fricción constante, y la muerte aguarda; las ideas y las creencias carecen de solidez, de permanencia. Buscamos la felicidad en ellas, sin darnos cuenta de su impermanencia. Así es como el dolor se convierte en nuestro constante compañero.
Para descubrir el verdadero significado de la felicidad debemos explorar el río del conocimiento propio. El conocimiento propio no es un fin en sí mismo. ¿Tiene un origen el río? Cada gota de agua, desde el principio al fin, hace al río. Imaginar que encontraremos la felicidad en el origen es un error. Ha de ser hallada allí donde nos encontramos en el río del conocimiento propio.
Zolsaihan: Ausente, sin rumbo aparente, algún día me encontraré.[Perdón por el retraso :P]

domingo, marzo 09, 2008

Guillermo Vargas Habacuc

Seguramente bien por mail o por otros espacios digitales, el nombre de Guillermo Vargas Habacuc os ha llegado. Para el que no lo conozca en www.google.com le aparecerá la historia de un Artista que quiso hacerse famoso con el sufrimiento de un Ser de Luz.

"Fuiste a mí a quien engañaste con falsas esperanzas aquel día que me recogiste abandonado en la calle. Desnutrido y sin fuerzas, me llevaste a tu hogar, y aunque fui amarrado en aquella esquina, esperaba paciente tu Amor. El tiempo pasaba, al igual que aquellas personas desconocidas que me miraban con asombro y veían como yo, que la comida no llegaba. Nadie hizo nada, tu tampoco. Esperabas paciente a la fama y al final llegó, pero no de la forma que tu esperabas. El sonido de mi Corazón se fue haciendo más y más fuerte, al final el hambre desapareció al igual que todos los allí presentes… Apareció la luz y lo comprendí todo."
El Arte ha de transmitir una energía iluminadora que despierte en nuestro ser, aquellas células dormidas para así avanzar en nuestro camino. Dependiendo del nivel que tenga el artista, su obra (fotografía, texto, escultura…) será mas o menos buena, el Impacto en nuestro Corazón será mayor. En el caso de Guillermo Vargas Habacuc ha sido totalmente negativo creando un rechazo social, una mala crítica…
Soy afortunada de compartir mi vida con un Boxer de nombre Zeus. Entenderéis que aunque son algo traviesos, su cariño es inmenso. Hoy él se acercó a mí y al mirarle, comprendí, que aunque alguna vez ha sido castigado o regañado, me quiere y no guarda rencor alguno.
Aún siendo un ser de luz inferior al ser humano, es superior en tanto al Rencor. Comprendo que se este vetando a este artista para que no siga exponiendo obras como esta, pero también es muy importante que pidamos por el. No existiendo el perdón en el perro, entenderemos que solo Guillermo deberá que perdonarse consigo mismo, con su ser…
Zolsaihan: Gracias a un Ser Excepcional llamado Ludovico Einaudí pude llorar feliz el día de Hoy y así terminar de escribir el post con una melodía especial [I DUE FIUME] y con el amor de ese perro y de Zeus. Que los rayos de luz y de sabiduría inunden tu mente y tu corazón Guillermo Vargas Habacuc.

martes, marzo 04, 2008

Vivir con la Lección

Debereís saber que un Ángel me habló de Metafísica, al final aquel Ángel se convirtió en Maestro...
¿Y si durmieses,
y si, al dormir,
soñases?
¿Y si, en tu sueño,
subieses al cielo
y allí arrancases
una extraña y bella flor?
¿Y sí, al despertar,
tuvieras la flor
en la mano?Entonces ¿Qué?
Zolsaihan: A veces os parecerá irreal, otras tantas, carecerá de credibilidad. Aunque yo pregunto a todo el que haya empezado el camino de la Verdad, del espíritu ¿Qué es irreal?¿Que es verdad?

jueves, febrero 28, 2008