martes, mayo 26, 2009

La Ley del Aborto

Se consciente que es más difícil poner de acuerdo a una, dos o varias personas que entender las leyes que rigen el universo.
Cada uno lo vé con un prisma diferente. Es compresible; cada uno de nosotros ha tenido una vida diferente, con una enseñanza consciente y subconsciente, con unas vivencias o situaciones que influyen /ron y que condicionarán nuestra respuesta u opinión al respecto. Pero si lo viéramos con un solo prisma (el del corazón) la respuesta sería bastante fácil, como la ley del universo que lo rige, la ley del amor y la ley de la reencarnación. Para poder verlo con ese prisma deberás sentir el verdadero amor; un amor que no tema a las dificultades de la vida, a las enfermedades, a las opiniones, al tiempo, a la muerte…
¿Quieres un ejemplo?
¿De dónde vine yo? ¿Dónde me encontraste?’, pregunta el niño a su madre.
Ella llora y ríe al mismo tiempo, y estrechándolo contra su pecho le responde: ‘Tú estabas escondido en mi corazón, amor mío, tú eras su deseo. Estabas en las muñecas de mi infancia; y cuando, cada mañana, yo modelaba con arcilla la imagen de mi dios, en verdad te hacía y deshacía a ti.
Estabas en el altar junto a la divinidad de nuestro hogar; al adorara, a ti te adoraba.
Has vivido en todas mis esperanzas, en todos mis amores, en toda mi vida y en la vida de mi madre.
El Espíritu inmortal que preside nuestro hogar te ha albergado en su seno desde el principio de los tiempos.
En mi adolescencia, cuando mi corazón abría sus pétalos, tú lo envolvías como un flotante perfume.
Tu delicada suavidad aterciopelaba mis carnes juveniles, como el reflejo rosado que precede a la aurora.
Tú, el predilecto del cielo; tú, que tienes por hermana gemela la prima luz del alba has sido traído por la corriente de la vida universal, que al fin te ha depositado sobre mi corazón.
Mientras contemplo tu rostro, me siento sumergida en una ola de misterio: tú, que a todos perteneces, te has echo mío.
Te estrecho contra mi corazón, temerosa de que escapes. ¿Qué magia ha entregado el tesoro del mundo a mis frágiles brazos?’


Zolsaihan: ¿Porque la mente ha de prevalecer sobre el corazón en un acto de amor como es el embarazo y nacimiento, la vida y la enseñanza de un ser de luz? ¿Eres consciente de que no estás preparado/a para el libre albedrío?¿Eres consciente de que no conoces el verdadero amor? No estés triste, simplemente escucha a tu corazón.

1 comentario:

Mina dijo...

Precioso tu artículo. Gracias por el comentario en el mío del laboratorio. Eres una verdadera maestra en muchas cosas. Un beso y paz para ti y los tuyos. Aguadeluna.