sábado, noviembre 13, 2010

Quizás voléis a otro lugar...

Volverá el tiempo a ser joven para vosotros y jugaréis con un cuerpo de niño en estos sitios donde ahora con este cuerpo ajado por los años y gastado por la mano del sufrimiento escucháis mis palabras.
Y quizás voléis a otras tierras y allí el viento de la vida os siembre para que retoñéis y toméis todo cuando aquel sitio os ha de dar.
Vendrán nuevos días y a ellos los miraréis con nuevos ojos y los tocaréis con nuevas manos y los andaréis con nuevos pies, pero vuestra Esencia será la misma.
Vendrás nuevas tormentas y la casa de vuestro cuerpo unas veces las recibirá desnudo y otras arropado. A veces tendréis hogar, y otras veces no sabréis dónde poner la cabeza. Y así vuestro Espíritu andará por esta Escuela hasta trascenderla y trascenderse en ella. Y no será la muerte para muchos sino un descanso en su eterno caminar y para otros un andar más rápido y para otros la muerte de muchas cosas y la muerte de ellos si se creían ser todas esas cosas.
Zolsaihan: Siempre mirad al Cielo y contemplad las estrellas, ellas cambian menos que cambia la tierra y os servirán de guía. Y serán la Luz que por estar adormecidos no veis dentro de vosotros y por estar ciegos no veis en los demás.

jueves, noviembre 11, 2010

Utiliza tu Corazón

Lo importante no es el ¿porque lo hago?, sino el COMO haces las cosas.
Cuando hagas algo, que tu corazón palpite en ello. Cuando des algo, que tus vibraciones se fundan y vuelen en ello. Porque Tu Padre lo mira, y las lágrimas fluyen a tus ojos divinos en El. Porque Tu Padre lo siente y está en ti en cada momento.
Zolsaihan: Cuando te relaciones con alguien, cuando intentas solucionar un "problema", cuando comas, construyas, regales, pienses, etc... hazlo con amor, y verás que todo conflicto desaparecerá, que toda preocupación se desvanecerá, verás que siempre, a cada instante, estarás en Paz con Todo.

martes, noviembre 09, 2010

Mis Hermanos Saharauis

Como los frutos maduros por la mano del Tiempo, y al cuidado del sol que los rodea dándoles su calor, así son los que maduran en su corazón la Luz y después la expenden para que la saboreen las bocas que tienen hambre de ELLA.
Como las semillas que plantadas por las manos del viento en medio de las piedras del camino, sin apenas tierra donde asentarse y sin embargo, tomando fuerza de sus adentros y uniendo los elementos de su ser, como un soberano esfuerzo se hacen árboles frondosos y dan sombras donde antes sólo había desolación, así son aquellos que en la incomodidad del ambiente se hacen fuertes y en las contrariedades de sus hermanos que aún no les entienden se fortalecen; porque ellos son hijos del sacrificio, los que hacen nacer la esperanza sobre la Raza de sus padres.Como un pajarillo que sin llevar nada encima lo tienen todo y sin guardar en grano, nunca le falta; así son aquellos que han matado todo deseo en sus corazones y sólo toman lo que la vida les da y sólo se visten con el desapego a todas las cosa.

Como la montaña erguida y serena que deja en sus faldas que se asienten los valles y pasten los rebaños, y recogiendo el agua de las tormentas después la reparte con equidad por los torrentes y guarda en su seno una parte para alimentar los manantiales.Así sois como la montaña, aquellos que en la soledad de vuestros días y vuestras noches labráis vuestra riqueza interior para después darla a través del viento de vuestras palabras o de la luz de vuestras miradas o del sentir de vuestras manos que acarician todo lo creado.Como el junco que nace en las ribera de los ríos humilde y olvidado que mecido por la mano del aire se ondula sin quebrarse; así sois vosotros los hijos del Hombre-Nuevo, humildes y olvidados en este tiempo ya viejo y agotado donde el egoísmo fue la tierra y la avaricia el aire y la lujuria el agua y el odio el fuego. Vuestro alimento será el Amor y vuestro hogar el mundo y vuestra frente estará entre la fraternidad de los mundos hermanos que ya han realizado en ellos a Nuestro Creador Común.

Zolsaihan: Que no os engañen los que dice ser abogados de la paz (ONU), pues son señores de la guerra, prestigitadores de esta sociedad que buscan su beneficio a costa de sangre, dolor y muerte. Cuando te digan que esa es la mejor “idea o solución”, reniega de ella, pues siempre habrá una mejor “el amor y el respeto”.

sábado, noviembre 06, 2010

La Responsabilidad de los Padres

Los niños son quienes heredan nuestras ilusiones por un mundo mejor, a la vez que nuestra mediocridad. Son ellos los que reciben sobre sus frágiles hombros el peso de nuestra conducta, nuestras leyes y costumbres, y a ellos ahogamos su infancia mágica a cambio de un mundo podrido por la competencia y el confort, por la velocidad y el consumo, por la inercia y la mecanicidad.

Cuando miro los ojos de un niño veo el semblante de la esperanza, pero veo también como se empañan con las lágrimas de un porvenir donde ya no hay jardines ni alegría. La música se va y viene el ruido. Se van los ríos alegres de aguas transparentes y vienen las cloacas inmundas. Se va el mar azul turquesa para volverse plomo muerto donde los hermanos peces se asfixian. Se va el hermano sol dorado y también se van las gotas de rocío resbalando lentamente por las hojas del manzano en el mes de mayo.

Cuando miro los ojos de un niño siento vergüenza. Siento vergüenza cuando le tengo que hablar de lo que hemos hecho de nuestro común hogar el mundo. De lo que le dejamos por herencia.
Siento vergüenza de no poderle ofrecer la posibilidad de que crezca armónico y limpio. Sin prejuicios, sin fronteras, sin ideologías, sin credos.
Siento vergüenza cuando veo lo que llamamos "educación", no es sino conformarlos en nuestros errores, que como una pesada cadena arrastramos desde siglos inmemoriables. Introducirlos en nuestras creencias, que por lo general matan la naturalidad y la sinceridad. Introducirlos en nuestros complejos, que han hecho del corazón del hombre una cueva de rencores y envidias en vez de un valle abierto y soleado.
También siento vergüenza cuando veo que lo que llamamos enseñar no es sino hacerles tragar pensamientos sin que los digieran. Mostrarles el camino d ela memoria y no el de la comprensión.
Que los libros sean una ventana abierta y no una ventana con rejas. Los libros son pensamientos enlatados que debemos tomar para que el cuerpo mental se alimente de la observación de la Santa Naturaleza y del entorno, hacen que se desarrolle la particularidad y la fortaleza del cuerpo mental y que nazca algo realmente raro en la especie humana; el Genio Creador.
¡Inclinas la cabeza hacia un libro que te habla de las estrellas y, no sabes que simplemente con elevarla, puedes escuchar lo que te dicen! Que la enseñanza no sea esto. Creedme que he visto la mirada de muchos niños y en muy pocos he podido apreciar la limpieza de la alegría. ¿Tan pronto empiezan a sufrir? ¿Qué les estamos haciendo?¿Qué hay dentro y fuera de nosotros que nos hace tratarlos con violencia?¿Qué hacen que ellos sean la descarga de nuestras tensiones? Ellos, la única esperanza del mundo. Ellos que son nuestro futuro.
Por el simple hecho de servirles de guía, deberíamos limpiarnos. Por el simple hecho de no perderlos en el camino hacia "ellos mismos", deberíamos buscarnos. Por el simple hecho de hablarles del Amor, deberíamos ser AMOR.
Cuando miro los ojos de un niño, aunque estén en un cuerpo viejo, veo una llama de esperanza. Una posibilidad, un camino nuevo hacia el gran sueño de la humanidad: La Armonía de todos con todos para que este Ser Planeta Tierra, tenga un solo Yo en la búsqueda de la Luz.
Trabajemos todos por ello. ¡Adelante!
Zolsaihan: Conversaciones con el Maestro - Primera Parte.